2010

El apagón del Sábado: una “jalada de reata”

En esas ondas del cuidado del ambiente hay muchas buenas intenciones, pero no siempre se obtiene lo que se busca. A veces sale más caro el caldo que las albóndigas.

El sábado pasado se convocó a todo el mundo a apagar sus luces durante una hora: La hora del planeta. Esta onda inició en Australia en el 2007 y ha crecido desde entonces. El objetivo fue, y ha sido desde su inicio, crear conciencia acerca la emisión de CO2 por la generación de energía y la importancia de su ahorro.

Todo bien hasta aquí. Perooo…

Esta iniciativa tan bonita, y llena de buenas intenciones, tiene muchos “PEROS”.

Platicaba con un amigo que se dedica a eso de la generación de energía. Como yo no sé ni madre de eso, me lo explicó con manzanas y con naranjas (seguramente ya habrá algún erudito aquí que le ponga términos técnicos). Mi cuate me decía que esos asuntos se pueden comparar con el juego ese de “jalar la cuerda”; donde hay una cuerda, un equipo en cada lado y un pañuelo en el centro. Un equipo podría llamarse “Generación”, otro “Demanda”, la cuerda sería “La Red de Transporte” y además hay un árbitro que cuida que el pañuelo se mantenga en el centro, controlando al equipo “Generación”.

1er PERO: ¿se imaginan que pasaría el equipo “Demanda” suelta de repente la cuerda? ¿O si le da un jalón? HECF!

Si toda la gente participara (como se pretende), el costo podría ser catastrófico para las generadoras de energía, económico e, indirectamente, para el ambiente. HECF!

Además, hay otros PEROS que hay que considerar

2º PERO: No toda la electricidad se genera quemando combustibles fósiles y emitiendo CO2. También se genera con aire, agua, vapor de agua, nuclear, mareas.

3er PERO: Lo que se deja de emitir de CO2 con esta acción es equivalente a que 1 de cada 200 chilangos no use su carro un día.

4º PERO: Es más la chinga que el beneficio.

Entonces le pregunté a mí cuate: ¿Entonces que hacen para evitar eso?

Su respuesta fue que calculaban la pérdida de demanda, regulaban la tensión y quien sabe cuánta madre más (que supongo que él encuentra interesante, porque se echó un chorote). Pero al final me dijo: “Pero no hay pedo. De todos modos la gente no hace ni madre, lo hace tarde o lo hace a medias”.


HAZME EL CHINGADO FAVOR!

No es mi intención decir que La Hora Del Planeta es una “jalada de reata” inútil. Creo que sirve mucho para crear conciencia de manera masiva. Más bien dejo como consejo que antes de aventarse a hacer algo hay que considerar TRES cosas:

1) Hacerlo por convicción (no por moda, borrego, conveniencia…);

2) Saber bien que vas a hacer (investiga!); y,

3) Estar consciente de las consecuencias

En este caso, si de verdad te interesa hacer algo por el ambiente mejor no uses tu coche mañana y apaga todos esos aparatos y focos cuando no lo estés usando, pero no solo un día, ¡hazlo todo el año!

Cortesía de XTP

labanda.jpg

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
203 Comentarios en “El apagón del Sábado: una “jalada de reata””