2010

Santísimas Hipocresías

El Domingo de Pascua mi familia me invito a ir a misa. Armándome de huevos les dije que gracias pero no gracias, que no iría. Déjenme les digo que no es fácil mandar a la familia a la chingada ( o a misa) sobre todo cuando esta reunida en una fecha tan “importante” en la religión católica. Mi razón fue simple, no vuelvo a pararme a una iglesia donde los sacerdotes esperan que vayamos EN FAMILIA a escuchar como destruyen a las mismas con sus palabrerías y con su doble moral.

Si lo se, estoy generalizando, pero son tantos las ocasiones que me han decepcionado esta ejemplar institución que no puedo caer en sus santísimas hipocresías.

Tengo que aclarar antes de continuar que yo soy católico. Así me enseñaron mis padres y ya cuando tenia edad decidí por mi propia cuenta en confirmarme como católico. Lo que trato de explicarles es que soy católico por que creo que esta religión es buena, que tiene buenas enseñanzas y creo que para mucha gente puede ser un medio para ser mejores seres humanos. El pedo es que esta contaminada, institucionalizada y corrompida por gente que de poca moral y de intereses que van mas alla de la religión.

Continua. Les decía que me rehúso a escuchar misa donde un sacerdote promueve los valores familiares cuando ellos pertenecen a una institución que les niega tener y formar una familia. Habrán tenido familia de niños pero nunca han sido cabezas de una. Y no salgamos con la mamada de que así era Jesús INRI o que si están casados con la iglesia por que esas mamadas mejor aquí abajo. La Santísima Hipocresía #1 y la verdadera razón del porque no los dejan tener familia es por que hace un chingo (si, no se la fecha exacta), los mismos Papas tenían familias pero la iglesia se dio cuenta que todos sus fortunas y sus puestos los estaban heredando a sus familiares (¿les suena mis estimados maestros?) y eso no les gusto ni tantito. Por lo tanto decidieron que “ni madres”, que las riquezas y fortunas son de su institución llamada “La casa del señor” y que chingue a su madre su familia. O sea, son unos pinches avaros.

Eso nos lleva a la Santísima Hipocresía #2 ya que cuando los sacerdotes se les niega una familia empiezan a hacer las cosas por debajo de la mesa. Es ahuevo chingao, a final de cuentas son humanos. El pedo es que ahora salen con sus violaciones de indefensos he ingenuos niños y niñas por no saber contener sus pinches urgencias. Eso esta de la chingada pero peor que su institución los proteja, que su institución los castigue cambiándolos de iglesias y voltear la cara mientras estos hijos de la chingada siguen destruyendo familias.

La Santísima Hipocresía Hipocrecia #3 y probablemente aquí si me van a mandar a la chingada muchos pero me vale madres. ¿Por que la institución que defiende a la familia se dedica tanto en impedir que dos personas que se aman se les niegue formar una? Si, estoy hablando de personas del mismo sexo. Según su tradición, el matrimonio es entre un hombre y una mujer, pero la neta conozco parejas de homosexuales que llevan relaciones mas duraderas y con mejor vibra que muchas parejas de heterosexuales. Claro, pero su s tradiciones les impide ver eso, les impide comprender su valor humano y por consecuencia se les niega el reconocimiento de siquiera llamarlos una familia.

Y bueno, estoy seguro que hay muchas razones mas pero creo que es suficiente por una entrada. Se que generalizar es muy malo, se que hay sacerdotes ejemplares que luchan por hacer una mejor comunidad católica y que sus iglesias son un medio de salvación para mucha gente. Mi pedo es que no puedo voltear la cara he ignorar que su institución en los últimos años se a dedicado con mal ejemplo y con acciones indignantes a destruir eso que tanto defienden, la familia.

Por eso no fui a misa ese Domingo. Desafortunadamente al mandar a la familia a la chingada, me chingue yo solo y me vuelvo a contradecir… Hazme el chingado favor!

¿No les gusto? Mándenme sus quejas picándole a esta liga.

chilakil_4.0

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
373 Comentarios en “Santísimas Hipocresías”