2010

TRIgedia Nacional

Ante esa gran oleada de promocionales en la TV nacional sobre el mundial de futbol a realizarse este año en Sudáfrica y las grandes expectativas que siempre se generan en torno a nuestra selección nacional, llega este crítico francés de deportes para hacernos ver nuestra triste realidad del nivel de juego.

Afortunadamente este tipo de noticias no se dan a conocer en nuestra gran televisión nacional a través de Televisa y TV Azteca, no vaya a ser que ya nadie quiera ver los juegos de nuestra gloriosa selección nacional.

Dentro del fútbol hay mitos, creencias, y en algunas ocasiones pequeñas causas que generan una expectación singular sin fundamentos. No es una contradicción, es una realidad sine quanon: los pequeños triunfos, las pequeñas hazañas hacen creer que siempre David vencerá a Goliat. Pero no, aquella batalla se dio una sóla vez en la mitología.

Para que un equipo pueda ser considerado grande debe mantener una historia a la orden de la grandeza, no basarse en hechos aislados para considerarse Grande o tener aspiraciones de ser el mejor del mundo.

Tal es el caso de México, un seleccionado que cada día que pasa está mejor rodado, cada Mundial que se avecina, su prensa nacional lo catapulta no como candidato pero sí le traza un objetivo que está fuera de su historia: quedar entre los primeros cuatro. Eso pasó en 2006, un Tri rutilante, que sabía lo que quería en un campo de juego, con jugadores consolidados, y sin embargo, una vez más, se marchó en octavos de final. Analizar merecimientos no aportaría más que ilusiones a engrandecer un mito y a no ver la realidad, la que se frustró de golpe con un tiro de volea de Maxi Rodríguez que dejó en silencio a millares de aztecas.


El mito de que México es un grande del fútbol Mundial está sólo amparado por una prensa nacionalista sedienta de triunfos ya que forja la ilusión en otras competencias de segundo orden: México se consagró 8 veces y fue dos veces sub campeón en 19 Copas Concacaf que se han disputado. Sin dudas ocupa el primer lugar del escalafón en América del Norte, donde se enfrenta con seleccionados como Honduras, Jamaica, Costa Rica, Canadá, Estados Unidos, El Salvador…

Sin embargo su crecimiento se ha sentido en los últimos años, en el escalafón mundial, desde 1994, el Tri pasa siempre a segunda ronda, cayendo en los octavos de final sin discusiones. Al menos eso es un síntoma de regularidad… En Sudamérica participó en la Copa América en 7 ocasiones, consiguiendo dos subcampeonatos y tres terceros puestos, contra rivales de la talla de Argentina, Brasil, Uruguay.

Los lauros más recientes demuestran el crecimiento azteca en esto del balompié pero está claro que todavía es demasiado poco para las aspiraciones que se crean los mismos mexicanos con el comienzo de cada Mundial. Un baño de humildad vendría bien, la crítica constructiva y asumir la realidad podría ser un buen comienzo para que el Tri siga creciendo. Pero sin fanatismos, al día de hoy México no es más que un seleccionado de segundo orden, como lo pueden ser Croacia, Serbia, Bulgaria o Rumania. Porque como diría Santiago Segurola “el edificio de la historia se construye a costa de la historia de los demás” y a México le faltan muchas grandes victorias para edificarse como Grande.

Siempre es bueno recordar que si México estuviera mas cerca de otras cosas y un poco lejos del futbol no estaríamos hablando de futbol y no compraríamos fácilmente los espejismos que nos venden en televisión.

Enlace: http://www.goal.com/

Cortesía de Nacho

labanda.jpg

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
382 Comentarios en “TRIgedia Nacional”