2010

Esperanza

Cuantas veces en toda nuestra vida nos hemos sentido solos, tristes, cansados, desubicados, con miedo, etc. Creo que saben de lo que hablo; pues hemos perdido algo en este trayecto hacia la meta… Cual meta?, acaso no te la has podido fijar?, no tienes ni la menor idea como hacerla? Tortuoso; es una palabra que define el caminar de muchos de nosotros, tal vez sin empleo, tal vez sin amor, tal vez sin la comprensión de la gente que nos rodea, tal vez solo es falta de madurez. Cualquiera que sea tu caso, no es distinto al de miles de gentes que justo ahora pasa por la misma situación que tu. La diferencia (y no es la canción de juanga), es recuperar lo que perdimos: ESPERANZA.

Esperanza de que podemos lograr lo que nos proponemos, esperanza en que puedes completar el vacío que tienes, de cualquier manera que este signifique para ti.

Cada día nos empapamos de noticias tan lamentables, de hechos que suceden cada segundo, de acciones en contra de nosotros mismos, acciones que son perpetradas por gente sin ESPERANZA, que perdieron toda capacidad de valorar el maravillosos regalo que se nos otorga a cada uno: LA VIDA.

La Esperanza no es cosa fácil de retener, es un constante dilema para aplicar, es la joya que debemos recuperar para una estabilidad física, mental y espiritual. Es el renacimiento de toda fe, el decir creo en mí; por lo tanto creo en ti. El convencimiento absoluto de poder y hacer. Y qué si no sale a la primera?, y qué si tengo que intentarlo 20 veces más? El objetivo logrado es el trofeo más valioso de obtener. La vida, contrario a lo que se ha dicho no es difícil, uno mismo la hace de esa manera, sé de antemano, que existirán muchos obstáculos, que muchas veces son puestos por circunstancias externas a nosotros mismos, pero la ESPERANZA, estará ahí para recordarnos que mañana, si así es el plan, saldrá el Sol. Que el cliché, “CADA DÌA ES UNA OPORTUNIDAD MÀS”, es cierto. No dejemos que se nos escape como arena entre los dedos, recordemos que somos guerreros, que hemos logrado sobrevivir miles de años, a pesar de tantas adversidades, seguimos de pie, pero no agachemos la mirada, levanta la cara y mira hacia delante, pues hay mucho mas que ver.

La situación tan trágica que atraviesa el país, nuestro país, el mundo entero; es verdaderamente desoladora, pero es ahí en donde se puede aplicar la ESPERANZA, porque si tu y yo la tenemos, podremos regalarla a otros más y así en cadena, recuperar la tranquilidad que tanto nos hace falta.

Sé que muchos de ustedes, podrán pensar, que tal vez vivir en un “Mundo de algodón de azúcar”, en el no. 0 de la calle “Chocolate” esquina con “palanqueta de cacahuate” y en la colonia “Champurrado”, es una estupidez (y sería verdad, pues no existe… jeje), pero el nombre es lo de menos. Por qué tiene que ser mas interesante el discutir una y otra vez lo mismo acerca de las tragedias del mundo ¿Qué haces para cambiarlo?… ¿platicarlo?, ¿exponer tus puntos de vista?, ¿repetir lo mismo que dice López Doriga ò Adela Micha?, ¿que haces?…y lo que es peor…que te hace ¿Vivir con miedo, con angustia, con rencor y con una devastadora desesperanza en el ser humano y por tanto en uno mismo. Critiquen lo que gusten de este escrito, pero es un llamado a lo último que nos queda de conciencia, esa es la grandeza del ser humano la capacidad de hacer borrón y cuenta nueva, la maravillosa espiritualidad en la filosofía que gustes para obtener un poco de tranquilidad. No, no soy ciego a lo que acontece, pero tampoco lo soy para darme cuenta que nuestros hijos (si los tienes ò los tendrás), pueden y deben tener un mundo mejor.

No soy pariente cercano de Miguel Ángel Cornejo, ni un fanático religioso; soy un simple ciudadano del mundo, padre, vecino, hermano, hijo, amigo, ciber amigo (jeje), que les expone que mientras haya VIDA hay ESPERANZA. No dejemos que mueran, no nos dejemos morir, ni mental ni espiritualmente. No permitamos lo que otros quieren: acabar con nosotros mismos, con nuestra continua lucha de saber que podemos, queremos y debemos vivir en un mundo mejor…GRACIAS POR TU TIEMPO.

“Allí, donde encontré seres vivos, encontré voluntad y poder…” Nietzsche.

Cortesía de Mafifyn Monroy

labanda.jpg

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
88 Comentarios en “Esperanza”