2010

10 cosas que todo foraneo debe saber antes de venir al DF

Despues de unas cervezas con amigos defeños, he decidido hacer una guía para mis amigos que viven en los hermosos estados de México (excepto Puebla, claro) que decidan visitar o vivir en el caótico Distrito Federal.

1.- Adios al espacio personal. Amigo provinciano: las largas caminatas por los espaciosos campos, a los cerros, a la pradera cercana a las ciudades son cosa del pasado. El sentido de espacio personal, creo no es conocido por el chilango promedio: el metro es una latente amenza al vilipendio de salvas sean las partes.

2.-” Cerca” y “lejos” son conceptos que el capitalino ignora. Ejemplo: en Veracruz “Mi casa esta cerca” es igual a 10 o 15 minutos; en el DF cerca es a una hora. “Mi casa esta lejos” en Veracruz 30 o 50 minutos; en el DF lejos es igual a CASA DE SU PUTA MADRE: 2 horas y media fácil. Aparte, en el lenguaje del chilango “está en corto” es muy ambiguo, en corto son de 5 minutos 3 horas, puesto que según ellos, Cuernava está “en corto”.

3.- El chilango es ojete, pasado de verga y bien chingón; es decir que puede ser un ser humano horrendo o un excelente amigo; todo depende como los trates.

4.- Comer bien, bonito y barato en el DF es IMPOSIBLE. Si la comida esta sabrosa y tiene buena presentación, es cara; si es cara y se ve descente, sabe a plástico como en el VIPS, y si está sabrosa y barata: Bienvenida sea la cisticercosis.

5.- Todo lo que conoces de tráfico toma dimensiones distintas: tráfico SÓLO en el DF, lo demás son visiones pueblerinas.

6.- Si vas a venir al DF por un largo periodo de tiempo y estás en provincia, es de vital importancia en la noche, respirar profundo y voltear al cielo a ver las estrellas. Las vas a extrañar; a las estrellas y al poder dar una bucanada de aire sin toser

7.- Regatear es los pueblos puede ser una sana práctica que motive al intercambio de productos a precios justos: en el DF es cuestión de supervivencia. Si vas a Tepito y no regateas, evidentemente no eres chilango, si te sorprendes de todo lo que hay eres pueblerino, y si sacas todo tu dinero de un jalón: amig@ mi@, velo por última vez.

8.-¿Crees que el abasto de agua en tu pueblo es horrendo, que tus calles son sucias y tus gobernantes unos asnos? Te tengo una palabra: Iztapalapa.

9.- Estás entrando a una fauna extraña y salvaje, comunicarte es escencial. Aquí un poco de vocabulario que te puede ser de ayuda:

Banda: los amigos.
Cámara: de acuerdo.
(estás dos palabras se pueden unir para hacer otro significado “Cámara la banda!” es ” Compañeros todos, vamos apurando el paso.”)
Valedor: amigo.
Valesito: amigo chiquito.
Pisto: el trago.
Tranza: aparte de ser el verbo más usado y practicado por el chilango, puede cambiar, como en “¿Qué tranza?” que será “¿Que acontece en tu existir?”
Ñero: esto es como lo peorcito de la “banda” defeña. Lo más vulgar, lo corriente; el “ñero” regularmente es reconocido por ir siempre ir por el “pisto”, en compañia de sus “valesitos. Pero la práctia hace al maestro, su lengüaje es fácil de adoptar y el acento no es dificil, sólo termina cada sentencia como si te estuvieras quejando.

10.- La gente de provincia sómos sencillos, humildes y gustamos de nuestra intimidad, de la tranquilidad y de una plática sin mucho ruido y de fiestas grandes donde todo mundo conviva sin mayores dificultades, ir a cafes a ver pasar a la gente y saludar a todos tus conocidos; al provinciano le gusta vivir pues, bien tranquilo y feliz. Es decir, cuando tengas que venir al DF, olvídate de todo lo que consideras, lindo, agradable y DESCENTE y déjate sorprender por lo maravillosa y terrible que esta ciudad puede ser.

Hazme el chingado favor!

Cortesía de Sabinopuma

labanda.jpg

Siguiente Entrada
Entrada Anterior
Siguiente Entrada
Entrada Anterior
582 Comentarios en “10 cosas que todo foraneo debe saber antes de venir al DF”