2010

Como debería de funcionar el sistema migratorio de Estados Unidos, visto desde adentro

En los últimos días hemos visto correr ríos de tinta en torno a la cuestionada ley migratoria del estado de Arizona. Muchos desgarramientos de vestiduras y patriotismo barato, opiniones en contra y opiniones a favor en un tema muy controvertido. Resulta difícil llegar a un consenso que satisfaga a todas las partes involucradas, es un tema complicado que dista mucho de ser blanco y negro, no hay absolutos.

La llamada ley Arizona fue una respuesta a un tema urgente en los Estados Unidos, el problema migratorio esta fuera de control y el gobierno federal no hace nada, así que los estados se han tenido que tomar atribuciones que dejan mucho que desear.

Ahora que finalmente el tema migratorio esta vivo y que aparentemente el Congreso de los Estados Unidos hara algo al respecto surgen muchas opiniones encontradas sobre como tratar el problema. La siguiente es una opinión de un ciudadano estadounidense, es una opinión pragmática sobre como resolver el problema de migración y sobre todo como hacer que impere la ley en un tema tan delicado. Tengan en cuenta que el imperio de la ley es tal vez la cuestión más importante para el ciudadano promedio estadounidense.

Como debería de funcionar el sistema migratorio de Estados Unidos

Bienvenidos sean y que paguen sus impuestos.

Una de las muchas virtudes de los Estados Unidos es que las leyes son razonablemente respetadas e imparcialmente aplicadas, la excepción esta en la inmigración.

Se estima que 12 millones de habitantes viven en Estados Unidos sin autorización, tan solo en Texas viven de esta manera 1.6 millones de personas y los números crecen cada año. Muchos estadounidenses con toda razón quieren que el imperio de la ley se restablezca en un tema donde la ilegalidad se ha vuelto la norma.

El dilema fundamental que afrontamos los estadounidenses esta redoblar nuestros esfuerzos y aplicar la ley vigente de inmigración a cualquier precio; o cambiar la ley acorde a la realidad de las dinámicas sociales y el mercado laboral.

Muchos inmigrantes con pocas habilidades laborales cruzan la frontera de México con Estados Unidos de manera ilegal por una simple razón: en los Estados Unidos hay muchos trabajos esperando ser llenados por ellos. Especialmente en Texas y el resto de los estados con mayor crecimiento económico. Cada año la economía de Estados Unidos añade cientos de miles de posiciones laborales nuevas en áreas como: comercio, limpieza, preparación de alimentos, construcción y turismo. Se trata de trabajos que no requieren destrezas específicas, trabajos que requieren poca preparación.

Debemos de tomar en cuenta que el grupo de estadounidenses que tradicionalmente ocupaban dichas plazas laborales (gente sin preparatoria terminada) ha disminuido considerablemente. El numero de estadounidenses en la mencionada categoría disminuyo en 4.6 millones de personas en la ultima década. El trabajador estadounidense promedio se ha avejentado y al mismo tiempo tiene un mayor nivel académico.

Sin embargo, nuestro sistema legal no ofrece alternativas en número suficiente para traer legalmente a este país (Estados Unidos) a aquellos inmigrantes trabajadores que buscan, aun temporalmente, ocupar las posiciones laborales disponibles. El resultado más predecible es la inmigración ilegal.

Nuestra respuesta se ha limitado a gastar billones de dólares en la patrulla fronteriza. Cada año construimos cientos de millas de horribles bardas que parten propiedades privadas en las orillas del Río Grande. Podríamos allanar cientos de tiendas de descuento y plantas de procesamiento de pollo de costa a costa. Podríamos requerir que todos los ciudadanos estadounidenses obtengan una identificación federal y que tengan que obtener permiso del gobierno antes de obtener cualquier trabajo.

O podríamos cambiar la ley de inmigración para que esta refleje la realidad de millones de personas comunes y corrientes.

Cruzar la frontera de manera ilegal para poder mantener a tu familia y conseguir tus sueños de una mejor vida no es un acto de naturaleza criminal como el robo o la violación. Si lo anterior fuera cierto entonces la mayoría de nosotros seriamos criminales. La gente de Texas sabe bien que una gran mayoría de los inmigrantes no son malas personas. Los inmigrantes son gente que valora la familia, su fe y el trabajo duro en medio de un sistema que no los favorece.

Cuando una gran mayoría de personas decentes (inmigrantes) violan la ley es porque la ley tiene un problema. Alegar que la inmigración ilegal es mala simplemente porque es ilegal es cerrar los ojos a una pregunta básica: ¿se debe de permitir este tipo de inmigración?

Los estadounidenses ya hemos tenido esta disyuntiva en el pasado. A principios de los años 1950’s agentes federales arrestaron a más de un millón de personas en la frontera con México. Como respuesta el Congreso incremento los recursos para patrullar la frontera y al mismo tiempo incremento el número de visas disponibles en el programa de trabajadores temporales: Bracero. El resultado fue que el número de arrestos en la frontera con México disminuyo 95%, cambiar la ley transformo el flujo ilegal de trabajadores a un flujo legal y ordenado de personas.

Como propuesta, los inmigrantes que ya se encuentran en los Estado Unidos ilegalmente tendrían que pagar una multa e impuestos para poder integrarse a la economía formal. Podemos evitar una “amnistía” si hacemos que los inmigrantes se registren y se formen en “la fila” para eventualmente poder obtener la residencia permanente.

El principal defecto del Immigration Reform and Control Act de 1986 fue ofrecer estatus legar a los inmigrantes ilegales que ya se encontraban en Estados Unidos sin ofrecer al mismo tiempo medidas para que futuros inmigrantes pudieran entrar a los Estados Unidos legalmente.

El tema migratorio no es el único episodio en la historia estadounidense cuando una ley colisiona con la cruda realidad. En los años 1920’s y 1930’s, durante la era de La Prohibición millones de personas que respetaban la ley se convirtieron en criminales que traficaban con alcohol. Eventualmente la decisión correcta fue tomada y se regularizo el comercio del alcohol, se cobraron impuestos en lugar de prohibir el comercio.

En el siglo XIX, la nuevas tierras adquiridas por Estados Unidos fueron pobladas de manera ilegal. En su libro sobre derechos de propiedad, “The Mystery of Capital”, el economista Hernando de Soto describe como los granjeros, mineros y otras muchos personas explotaban y cultivaban tierras sobre las que no tenían un titulo legal. Después de muchos fallidos intentos por destruir casas y desalojar a cientos de personas, los gobiernos federal y estatales resolvieron por declarar una amnistía y emitir documentos legal que otorgaban en propiedad tierras que estaban siendo productivas.

Hernando de Soto concluye sabiamente: “ La ley debe de ser compatible con la manera en que la gente vive sus vidas.” Este debe de ser el principio básico que debe de tener en mente el Congreso de los Estados Unidos ante la tarea de arreglar las leyes de inmigración.

Hasta aquí las opinión de este estadounidense sobre el tema migratorio. En otras palabras, si no puedes contra el enemigo pues únete a él y en el proceso cobra impuestos, agrega contribuyentes cautivos y mayor mano de obra para la economía estadounidense.

La única duda que me queda es que haría México para evitar que cientos de miles de personas se vayan del país como inmigrantes ilegales…

Enlace: http://www.reddit.com

Kin 40

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
212 Comentarios en “Como debería de funcionar el sistema migratorio de Estados Unidos, visto desde adentro”