2010

Otra estrella más del sistema judicial mexicano

Todo empezó cuando se me ocurrió acompañar a un amigo a ver a su novia allá por el Metro General Anaya en la Ciudad de México.

Todo transcurría como de costumbre en el famoso gusano naranja (se quedaba en cada estación por cinco minutos, el ruido de los comerciantes que se suben a vender sus discos de “lo mejor del reventón musical 2010”, etc.

Pero al salir de dicha estación que para variar llegamos mas tarde de lo acordado, a mi amigo se le ocurrió sacar su teléfono para decirle a su novia que ya íbamos para su casa cuando de pronto una patrulla se nos acerco y nos dijo que nos detuviéramos. Al preguntar porque solamente se limitaron a decir que porque teníamos actitud sospechosa, tras revisar todas nuestras pertenencias nos dijeron que o les dábamos en ese momento 5 mil pesos o nos remitían al ministerio publico por robo.

Y claro como es lógico lo mandamos directito a la chingada (bueno no con esas palabras) pero le dijimos que nosotros no habíamos hecho nada malo y que no tenían porque remitirnos ante el Ministerio Publico (M.P.).

Esto les valió madre y nos llevaron a la agencia en donde mágicamente aparecieron unos teléfonos que según el policía nosotros traíamos y que casualmente tenían reporte de robo de un trailer (ya mero alguien que se chinga un trailer los va a andar paseando).

En fin nosotros negamos los cargos y nos encerraron nuestras 48 horas de rigor, pasado dicho tiempo nos llevaron ante el M.P .nuevamente y el muy OJETE nos dijo que en esas 48 horas no nos habían encontrado nexos con el robo pero que para estar “SEGUROS” de que nosotros no fuimos nos mandarían a un centro de arraigo para continuar investigándonos, entonces pasaron 15 días arraigados (por cierto la comida es muy limpia, lo malo es que estas encerrado y lo que te dan para comer es muy poco). Durante el tiempo que permanecimos arraigados el Ministerio Publico tampoco encontró pruebas que nos ligaran al supuesto robo.

Y pues como no nos encontraron culpables del robo, que se les prende el foco y nos acusan de “encubrimiento” HAZME EL CHINGADISIMO FAVOR. Allá van estos dos pendejos al reclusorio, estuvimos ahí poco mas de 2 meses (en otro aporte les comentare como se vive allí) y aunque nuestro abogado presento pruebas de que nosotros teníamos trabajos estables no nos salvamos de ser condenados.

Después del desmadre de la audiencias los putos policías cayeron en contradicciones, aun así el juez nos encontró culpables, así que nos ganamos una condena de 3 años 6 meses de prisión, pero nos hizo el favor de otorgarnos libertad bajo fianza y pues ahora mi amigo y yo estamos yendo a firmar cada mes porque de no cumplir con ese requerimiento vas de vuelta al reclusorio.

Esto me hace pensar en justicia de mierda que tenemos, empezando desde los policías que estén para protegernos, ahora me da mas miedo ver una patrulla que ver a unos cabrones que te van a asaltar a punta de pistola.

CON TODO RESPETO: AUTORIDADES VAYAN Y CHINGUEN A SU RE-PUTISIMA MADRE.

Cortesía de RON DAMON

labanda.jpg

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
93 Comentarios en “Otra estrella más del sistema judicial mexicano”