2010

Buenas noticias

Quizá ustedes no lo sepan, y es porque los medios masivos de información han sido demasiado herméticos con esta noticia, que van a leer por primera vez aquí, y han sido tan discretos porque es una muy buena noticia: Plagiaron a Diego Fernández de Cevallos.

No se necesita ser un talentosísimo investigador, un cuasi Sherlock Holmes, para saber que dicha desaparición es un acto criminal, ya se busco entre su colchón y la base de la cama, se busco a su mamá para saber si sabia donde esta, no tiene (es una ventaja que apoca las líneas de investigación). Así pues, estamos ante un crimen. También se pensó, como no, en la abducción de su cuerpo por algún ente ajeno a éste planeta, quizá en una galaxia vecina soliciten un aval para la quema de boletas electorales después de la caída del sistema, desafortunadamente no hay indicios suficientes que hagan probable esa teoría. ¿Un portal que lo condujo hacia otra dimensión? Descartado también. Pos su parte los científicos encargados del gran colisionador de hadrones informaron que su cachivache todavía no funciona, así que ni pensar que se lo haya tragado un hoyo negro. Se insiste entonces que estamos ante una excelente noticia: Diego Fernández de Cevallos, vividor de la política mexicana, ha sido plagiado.

¿Acaso no tuve una progenitora que me enseñara a no alegrarme del dolor ajeno, sin importar de quien se trate? Si la tengo, recién festejada, la Awela mayor constantemente me reprende, pero yo os digo todo lo bueno se lo debo a ella, lo malo solito lo coseche. Sigamos con lo nuestro y dejemos a mi madre tranquila con sus macetas.

¿Por qué es una buena noticia? Bien, esto de ninguna manera se trata de una cortina de humo, no es el secuestro chafa a un avión, no es el Chupacabras (me acorde que siempre fumaba puros y ahora chupo faros –cortesía de la banda-), no es “Marquito’s Band & Company for the Freedom in Chiapas” no señor es el Jefe Diego.

Precisamente porque el delito, del cual el Jefe Diego es victima, es tan real como el robo de su bolso que sufre la señora que va al mercado, como el abuso sexual (y Dios guarde la cifra de niños), como la muerte de tantos, así tan real, tan palpable como todos los delitos de los cuales no sabremos si seremos victimas mañana, por eso es una buena noticia.

Ya no habrá pie a las falsas estadísticas, a los resultados engañosos, a las bravuconadas desde Bucarelli, al atole con el dedo, al te engaño, te miento, me burlo de ti y votas por mi, ya no se puede el alegre discurso. Vamos avanzando contra el crimen, nos tienen miedo. No se puede la ilusoria guerrita, con soldaditos como perros de caza que no distinguen un ciervo de un coyote.

Han rebasado a nuestras autoridades (sic), las mismas que cierran los ojos, que mienten, intentan engañar. Ja ja ja, me burlo de los delincuentes, dice el señor presidente, por cada tonelada de droga, por cada secuestrado, por cada asesinado, por cada niño recién adicto, recién enfilado al hampa, por cada delito que cometen, yo tengo miles de estadísticas, numeritos alegres, un dedo fálico que les apunta y les gana porque ellos no tienen estas estadísticas que comprueban que les vamos ganando, y ja ja ja se vuelve a reír. N u m e r o s. señores delincuentes eso es lo que cuenta.

Afortunadamente para nosotros, los encargados de nuestra seguridad, cada vez están más arrinconados, ya no se puede la misma risita. Ya nadie se forma en la fila para el atole.

¿Quién va a creerles que vamos ganando?, ¿quién va a creerles que su estrategia (sic) contra el crimen esta funcionando? Se necesita estar muy descerebrado para seguir con la misma palabrería (aunque no me sorprendería).

Por eso, mis escasos lectores que han llegado hasta aquí, por eso creo que esta es una buena noticia. Tengo la esperanza de que por fin se pongan a trabajar nuestras H. autoridades. El mismo crimen les esta diciendo lo que nosotros les hemos estado diciendo hasta el cansancio, los mismo delincuentes les demuestran hasta donde han llegado, ahora criminales y sociedad les decimos lo mismo: Dejen de hacerse pendejos.

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
352 Comentarios en “Buenas noticias”