2010

Creyentes que no creen realmente

Por muchísimo tiempo la gente creyó al pie de la letra lo que estaba escrito en los libros de mitología judía, así como también en otras como la griega o la nórdica en las que creían disparates que en la época moderna nos parecen risibles y meramente de ficción, pues era gente de campo sin acceso a ningún conocimiento por lo que vivían en completa ignorancia. Ahora con los avances de la humanidad sabemos que muchas cosas, como la creación de la Tierra, no sucedieron ni lejanamente como lo explica la Biblia.

Ante los hechos indiscutibles las religiones judeocristianas tuvieron que cambiar su postura, recurriendo principalmente a argumentos como: “La biblia no tiene que tomarse literalmente (en ciertos casos)”, “La biblia no es un libro de ciencias” y “la biblia fue escrita para que la gente de su tiempo la entendiera”. Bueno, pues la gente que opina de esa manera NO CREE VERDADERAMENTE EN LA BIBLIA Y NO PUEDEN LLAMARSE VERDADEROS CRISTIANOS, es más, ni siquiera tienen DERECHO A DISCUTIR DE RELIGIÓN BAJO ESA MENTALIDAD, veamos por qué:

Supongamos (y realmente hazlo) que yo te digo “no pienses ni razones nada, sólo cree en mi: YO TENGO UN DRAGÓN VIVO EN EL PATIO DE MI CASA” y tú decides creerme bajo mi condición, sabes que es algo imposible y sin embargo por voluntad propia aceptas creer que yo tengo un dragón vivo en mi casa. A eso se le llama FE CIEGA y es el requisito principal para los seguidores de la religión judeocristiana (Efesios 2:8-9, Gálatas 2:16, Romanos 3:28)

Ahora, de repente tu sentido común te dice que la evidencia indica que los dragones no existen, entonces ahí entra la duda a tus creencias (tribulación) y tú ¿qué haces para defender tu fe ciega en lo que yo te pedí que creyeras? Hay tres posibles opciones:

1.- Puedes no hacer nada y por fe ciega aferrarte a que, pese a todas las evidencias en contra, tú decides mantenerte y seguir creyendo en mí, pese a todo argumento que te puedan dar…eres un buen creyente, fiel y perseverante, aunque no tienes mucha libertad espiritual.

2.- También puedes intentar sustentar tu creencia con pruebas “científicas”, buscas que existieron los dinosaurios y en base a suposiciones que adornas con datos científicos correctos llegas a la conclusión de que lo que yo tengo es un descendiente de estas creaturas perdido en el tiempo y demás tonterias, todo con bases “cientificas” y con ello presentas evidencia “irrefutable”, (es de lo más fácil presentar evidencia “científica” para probar cualquier cosa). Ok, pero en primer lugar ¿Por qué buscaste pruebas para demostrar algo que yo te pedí QUE CREYERAS POR FE CIEGA? La buscaste porque NO FUISTE CAPAZ DE CREER EN MI POR FE.

3.- La tercera opción es la peor: tu sentido común DEFINITIVAMENTE te indica que los dragones no existen, pero tú, incapaz de abandonar tu fe en mí y dispuesto a defenderla ante todo, recurres a argumentar que LO QUE YO QUISE DECIR es que yo tengo un amor infinito por tí, el dragón simboliza una misericordia divina y el patio de mi casa es la representación de mi espíritu, por lo tanto al decir que yo tengo un dragón en el patio de mi casa en realidad hablaba sobre el amor que debe tenerse la humanidad… pero no crees lo que te dije literalmente, por lo tanto, por mucho que me defiendas, NO CREES NI POR UN INSTANTE QUE TENGO UN DRAGÓN, EN EL FONDO SABES QUE ESO QUE TE DIJE ES MENTIRA.

Usé la metáfora del dragón porque todos sabemos que los dragones no existen y es imposible que yo tenga uno, no hay dogma que temer en esa situación, pero ahora vamos a hacer EXACTAMENTE EL MISMO EJERCICIO con una situación similar… SERPIENTES QUE HABLAN:

1.- Puedes defender que las serpientes hablaban por mera fe ciega, sin intentar comprender cómo.
2.- Puedes presentarme evidencia científica de que seres espirituales han poseido el cuerpo o se han transformado físicamente en animales y han hablado
3.- Puedes decirme que una serpiente no habló realmente, sino que simboliza a Satanás y la manera como corrompió la moralidad humana

Bueno, pues la respuesta es 1.- ¿Realmente te sientes libre espiritualmente al aceptar creencias a cambio de tu razonamiento?, 2.- Toda evidencia “científica” que presentes para intentar respaldar una creencia patética será patética, tú lo sabes bien en el fondo y por cierto tus creencias están sustentadas sobre una convición muuuuy fragil y 3.- DEFINITIVAMENTE NO CREES EN TU PROPIA RELIGIÓN, NO ME VENGAS A HABLAR DE ALGO QUE NI SIQUIERA TÚ CREES

¿Quieres intentar el mismo ejercicio con situaciones igualmente inverosímiles como: “creación del mundo en 6 días”, “humanos que vivían 900 años”, “hombres que medían 4 metros”, “anciano que metió a todos los animales del planeta en un barco”, “insectos de cuatro patas”, “gente que detiene el sol para alargar el día (aún cuando ahora sabemos que lo que se mueve es la tierra y no el sol)” y CIENTOS de incongruencias más, incluyendo brutalidades morales como la orden de asesinar niños y mujeres embarazadas de la tribu rival?

No puedes creer en la ciencia y en la Biblia al mismo tiempo, por más que le busques NO PUEDES porque la ciencia y la biblia SE CONTRADICEN POR COMPLETO. O crees que la Tierra tiene 4,500 millones de años como ha sido probado por TODAS las ramas de la ciencia o crees que tiene cerca de 8mil años como lo afirma la Biblia… escoge una, pero no puedes tomar las dos. Puedes defender la versión biblica por fe ciega si gustas, pese a toda evidencia científica, pero si usas cualquiera de las dos opciones restantes, entonces debes saber que tu no eres un verdadero creyente.

“Si la gente ve a dios sangrar, gradualmente dejarán de creer en él”

Hazme el chingado favor!

Cortesía de SMSNG

labanda.jpg

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
447 Comentarios en “Creyentes que no creen realmente”