2010

Que mala pata en el Zoológico de Vallarta!

Durante unas vacaciones en Puerto Vallarta, mi esposo insistía en llevar a los niños al Zoológico de Vallarta. Desde que llegamos, en el aeropuerto se veían anuncios coloridos y muy a-la-safari promocionando el zoológico. Casi al final del viaje me anime y empacamos a los hijitos rumbo a una aventura mas en este lindo puerto !

Desde el momento en que vi la fachada del zoológico me dio mala espina, todo se veía descuidado y sin personal de seguridad. Una cajera de no mas de 21 años ( a quien le pregunte si el zoológico era del gobierno o privado, me respondió sin interés que era privado) y un ayudante aun mas joven eran los únicos al frente del changarro. Después de pagar $ 300 pesos en efectivo (no aceptan tarjetas) por la familia de cuatro, nos ofrecieron comprar una bolsa con comida para alimentar a los animales por $50 pesos adicionales. Después de rechazar la oferta, empezamos nuestro recorrido cuesta arriba. Era medio dia y el zoológico estaba vacío, en el estacionamiento solo vi tres carros.

Vimos los monos que brincoteaban felices cuando nos vieron y para el placer de mis hijos, se acercaron y sacaron la mano. Seguimos caminando y vimos a un tigre de bengala durmiendo (hasta aquí todo bien!), después nos topamos con un corral con animales de granja: gallinas, cabras, borregos, burros , cerdos y patos. Al vernos, todos estos animales se lanzaron a la cerca y sacaban picos y hocicos, era claro que estaban acostumbrados a recibir comida de los visitantes. Fue aquí cuando me di cuenta que estos animales estaban mal nutridos y desesperados rogaban por comida. Los burros y borregos se veían huesudos.

Ya con menos emoción continuamos al siguiente corral donde vimos a un par de camellos, igual, muy mal tratados, sucios, medio pelones y llenos de moscas. En frente de los camellos había una avestruz que ansiosa se acerco sacando su largo cuello. Era obvio que le faltaban plumas por todo su cuerpo, especialmente en sus alas y parte trasera. A un lado del corral de la avestruz estaba un triste hipopótamo durmiendo en un charco de agua apestosa que le cubría solo la mitad de su gran cuerpo. Esta especie es semi-acuática y le gusta sumergirse y nadar en estanques o lagos, sin duda este no era un hábitat propio para el pobre hipopótamo.

A estas alturas, mi esposo y yo ya estábamos preocupados por las negligencias del lugar! Las jaulas y corrales en mal estado y con efectos potencialmente catastróficos (si algún felino o cocodrilo se escapa!) y el trato inhumano hacia los animales eran evidencia que este zoológico estaba en muy malas manos. No quise terminar el recorrido, me sentía muy mal por la miseria de estas criaturas que eran solo objeto de exhibición para un fin lucrativo. Aun con bastante por recorrer, nos dirigimos a la salida y nos encontramos con un señor ya mayor que limpiaba a un lado de la sección de los cocodrilos (a los cuales no habíamos visto antes porque no hay letrero o seña alguna, mucho menos información básica sobre las características naturales de estas especies) y nos dijo que en el restaurante tenían un león de tan solo un mes y dos tigres de seis meses. Esa era la gran atracción del lugar ( o el gran negocio?) ya que los podíamos acariciar y jugar con ellos por $100 PESOS por diez minutos!! HECF !!!!

Salí de ese lugar con un vacío tremendo! Alguien se ha quejado alguna vez por el sufrimiento de estos animales? quien esta a cargo de supervisar este zoológico? Es obvio que los animales son maltratados y visiblemente estresados. Porque el gobierno no se mete? Es aparente que en este lugar no trabaja un zoologista o un profesional que sepa dar mantenimiento a hábitats de diferente especies. A que identidad del gobierno le doy mi queja? Solo aceptan efectivo, me imagino que este negocio no paga los impuestos correspondientes! La lista de irregularidades va para largo y nadie hace nada! Como salvar a estos pobres animales que por mala pata cayeron en este cautiverio del infierno!

¿Como ven? Hazme el chingado favor!

Cortesía de vuelo-a-la-hilacha

labanda.jpg

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
320 Comentarios en “Que mala pata en el Zoológico de Vallarta!”