2010

¿Dónde están los rieles?

Un día de noticias se le dedico al robo de vías en la televisión nacional.

Pero quieren saber que hay detrás. Bueno. Del folclor nacional y no me digan que nunca las han escuchado, las canciones de los antiguos Cadetes de Linares. Hay una en particular que se llama “Los Dos Amigos” y que va mas o menos así:

Estos eran dos amigos (Los ra-Totas)
que venían de Mapini (El municipio de Mapimí se localiza al extremo norte del estado de Durango)
que por no venirse de oquis
robaron Guasanemi (pero en su defecto es Ferrocarriles Nacionales de México)

Y efectivamente, los coludidos o encargados de robarse las vías de trenes, lo hacían en un fifty-fifty, la mitad del dinero salia por la puerta grande y la otra mitad por la puerta de atrás.

El levantamiento de vías que ya estaba destinado para chatarrizarse de acuerdo a programas específicos que se tenían en las oficinas centrales de ferrocarriles, era un tramite transparente con todas las de la ley. El tramite tenia sus respectivos clientes que le compraban a FFCC, una venta normal.

La verdadera ganancia para los funcionarios cesados en el escándalo de fraude era lo que ellos mismos seleccionaban y destinaban a vender bajo del agua. “Los compradores” esperaban la orden para ir a lugares solitarios, en medio de montes, de selva, de desierto y con sus trailers, gruas y unas 4 gentes que trabajaban las 24 horas del día durante unos 5 días seguidos para llevarse hasta los tornillos y los durmientes.

Todo se vende al fin y al cabo, es chatarra y desperdicio. Y también aunque en la televisión no lo mencione, los trenes y vagones también fueron robados.

Observe usted a su alrededor, apuesto que se encuentra en una habitación u oficina, imagínese los ladrillos, la cal , el cemento y la arena. Ahora, imaginese las bases y las cadenas de la construcción, piense en los colados…

Piense ahora en lo que lo sostiene. LAS VARILLAS, PRECISAMENTE AHÍ, SE ENCUENTRAN NUESTRAS (POR QUE ERAN NUESTRAS) VÍAS DEL FERROCARRIL. ¡HAZME EL RE-CHINGADISSIMO FAVOR!

Ni un solo metro de vías fueron construidos después de que el presidente Porfirio Díaz abandono el poder

Cortesía de Walaby, mi padre es jubilado de Ferrocarriles

labanda.jpg

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
237 Comentarios en “¿Dónde están los rieles?”