2010

Yo creía en ellos

…usté conoce
mejor que nadie
la ley amarga
de estos países

ustedes duros
con nuestra gente
por qué con otros
son tan serviles

… por eso digo
señor ministro
de qué se ríe
de qué se ríe.

Mario Bendetti.

Sinceramente y de verdad, creía en ellos. Pensé que en esos 9 hombres y dos mujeres, había buena voluntad, voluntad para gestar un precedente. Es cierto su decisión no iba a ser vinculatoria, nadie iba a ir a la cárcel por su decisión. Cierto, pero eso no quita que señalar a cada uno de los verdaderos responsables constituyera, per se, un acto de justicia.

Como la mayoría, he seguido de cerca este caso y duele saberse engañado ¿a que tanta pinche mentira?

Vaya usted a cualquier tribunal federal, a la entrada vera una placa negra con letras doradas que reza unas palabras de José María Morelos y Pavón:

“Que todo el que se queje con justicia, tenga un tribunal que lo escuche, lo defienda y lo ampare contra el arbitrario”. Anhelos del siervo de la nación, que el poder judicial federal se cuelga ostentosamente, y da vergüenza ver su “justicia”.

En la correspondencia oficial del PJF añadieron una leyenda:

“2010 año del acceso a la justicia” ¡mienten!

Parece que fue ayer cuando 49 familias perdieron a sus bebes, los vimos llorar de dolor, no puedo siquiera imaginar lo que sintieron… ahora los vemos llorar de rabia.

Esa rabia infinita ¿Desde hace cuanto que esperan justicia?

Imaginemos la noche anterior a la audiencia ¿habrán podido dormir? El insomnio provocado por la angustia. El rezo y el ojala los acompañaron en su desvelo.

Y una vez mas triunfo en México la justicia de siempre, la de los cobardes, las de los ineptos, los serviles, la de funcionarios disfuncionales, los que no se atreven a señalar, los traidores.

Pero ¡bah! A enjugarse las lagrimas, el partido va a comenzar. ¿Quién se acuerda ya de esta vieja noticia?

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
113 Comentarios en “Yo creía en ellos”