2010

Una buena acción y una reacción agradecida

El pasado domingo, mientras “turisteaba” y caminaba por los pasillos de un centro comercial en alguna ‘X’ Cd. de Estados Unidos, un niño como de unos 10 años de edad junto con su padre, regalaban banderitas de las barras y las estrellas, para conmemorar el día de la independencia (4 de Julio).

El niño se me acercó y me obsequió una de ellas, con una sonrisa le dije, ‘gracias’, y antes de que continuara mi camino, me preguntó:
¿Oiga, usted de dónde es?
Soy Mexicano, respondí.
Ok, entonces también esto es para usted

Intrigado ví que de una bolsita llena, saco un “pin” (botón como le conocemos algunos) el “pin” es de una bandera de Estados Unidos, unida a una bandera Mexicana, por lo cual por curiosidad pregunté porque del pequeño obsequio….
El padre que había estado atento al hecho se apresuró a contestar…
Tiene un minuto, le explico.
¡Claro! Contesté.

“Mire, hace muchos años, mi padre tuvo una accidente de auto, el carro se incendió y mi padre quedó atrapado ahí, por el tamaño de las llamas, nadie de los que estaban ahí de testigos por miedo a una explosión, quizó ayudar a mi padre, que se quemaba, solo una persona lo hizo y logró sacar a mi padre antes de que terminara ahí sus días,,, entre la confusión y después de que los servicios de emergencia lo atendierón, mi padre preguntó por la persona que lo ayudó, pero ya no estaba, solo dijerón que fue un Mexicano, quién lo ayudó, mi padre quedo muy agradecido con esa persona a quién no pudo darle las gracias, y en ello quedó su gratitud, dos años después nací yo, y veinte años después nació este niño, si no hubiera sido por esa persona, nosotros no estaríamos aquí, mi padre que aún vive, nos ha enseñado a apreciar y a respetar a los hispanos, y siempre me ha dicho que no le importa lo que piensen los políticos y los racistas, lo que le importa es lo que piensen sus hijos y sus nietos, y yo pienso lo mismo. Es por eso el “pin”, los dos países tienen algo en común, que no se pueden separar, y no hablo de problemas, si no de las pequeñas grandes cosas buenas que no se ven….”

Agradecí nuevamente, mientras me colocaba el “pin” en la camisa, le dije que sería un buen “souvenir” digno de conservarse, y nos despedimos, cuando me retiraba pensaba que, la valentía de esa persona, después de muchos años, seguía dando frutos,,, y me dije: ‘que bueno que en este mundo, no todo está podrido, a una buena acción, todavía sigue habiendo una reacción’.

Traté de simplificar y transcribir lo más fiel que pude la conversación, ya que fué en inglés y no duró un minuto, fuerón como cinco minutos, quizá no tenga el HAZME, pero creo que hay cosas que valen la pena mencionarse, al fín de cuentas él no me dijo: “In God We Trust”, y yo no le dije “Viva México Cabrones”.

Cortesía de ANONYMOUS

labanda.jpg

Siguiente Entrada
Entrada Anterior
Siguiente Entrada
Entrada Anterior
142 Comentarios en “Una buena acción y una reacción agradecida”