2010

Televisa va por todo, dice Banamex

televisa.jpgEstimados amigos:

Cuando Banamex habla de los planes de Televisa, hay que prestar atención, considerando que su dueño Roberto Hernández es igualmente co-propietario de Televisa.

Se publica ahora la noticia que Grupo Banamex confirma que Televisa busca el monopolio absoluto de la televisión de paga en México:

«En su reporte, Banamex destacó que se espera que en el largo plazo Televisa se haga del control total de las operaciones de cable y se convierta en el consolidador líder en este rubro.» (Fuente: El Universal)

Es curioso que en este último reporte de Banamex acerca de las crecientes ganancias de su «empresa melliza» Televisa, de hecho no se menciona nada acerca de lo que es la mayor ganancia de su historia prácticamente desde que adquirió concesión para ser televisión privada en México: el anuncio del des-gobierno de Calderón de adjudicación de la red de fibra óptica nacional a la misma empresa.

Esta noticia es gravísima para el futuro de México, considerando que la empresa que se ha dedicado a ejercer prácticamente control absoluto de contenidos informativos y censura —además de guerras sucias que tanto han devastado la democracia y las libertades en México—, ahora también se hace con el control físico del corazón de las telecomunicaciones en el país, como lo es la fibra óptica.

La misma empresa que sacó del aire uno de sus programas más exitosos, el radiofónico de Carmen Aristegui, sólo por el hecho de que Aristegui permanece como una de esas «honrosas excepciones» del periodismo en no aceptar —por su ética profesional— la censura gubernamental en el país, llamada el «cerco mediático», contra la oposición democrática en México, y haber conducido una entrevista con Andrés Manuel López Obrador.

Es así, de hecho, que el futuro desarrollo de México queda en las manos de la empresa enemiga de la nación por excelencia, de grupo Televisa.

Poco ha importado que no una voz de izquierda sino la de la doctora del ITAM Denisse Dresser, venga denunciando en diversos foros acerca de los inminentes peligros para el desarrollo de la Nación que se presentan con la existencia de los crecientes monopolios en México (ya ni hablar del rubro alimentario, con MASECA).

Desde que el neoliberalismo salinista se exacerbó aún más con el gobierno del PAN desde el año 2000, y que en todo ha sido «coadyuvado» en sus procesos de traición a México por la otra derecha «cacique-tradicional» del PRI, la realidad es que la libre empresa ha quedado profundamente dañada por un sistema más hostil a ésta que nunca: el que la propia citada doctora nos refiere como el «cronies’ capitalism» que en español se diría como el «capitalismo de mafiosos».

Tal como ella advierte, se tratan de monopolios privados que tienen subyugado al poder político en México, el cual a su vez convenientemente se deja subyugar, para crear modelos de estancamiento económico y subdesarrollo denominados de «rentismo».

En efecto, Banamex-Televisa están creando un modelo tan claro de dominación total sobre la población en general que te saquearán las pocas ganancias que te deje el sistema económico neoliberal si no de una forma, sí de la otra.

Y todo ésto con el beneplácito de un partido político que se decía defensor de los intereses de la clase media y del sistema del libre mercado, como lo era el PAN, en donde la única vez que sacó a sus perros rabiosos a luchar que dizque «contra un monopolio» ha sido cuando desean despojar al pueblo de México de sus riquezas naturales nacionales: el petróleo, el gas natural, minerales y energéticos (y ahora hasta el agua buscan privatizar: pregúntenselo a Luege Tamargo de CONAGUA).

El PAN y sus voceros han sido los más mentirosos de la historia de México, pues decían eso a sabiendas de que los sectores estratégicos de la Nación no constituyen monopolio por tratarse de un asunto clave de la Administración Pública, cuya supervisión jamás deberá escapar del control ni del ámbito del Derecho Público en México, ni de sus correspondientes controles políticos.

—Dejar tales áreas estratégicas constitucionalmente protegidas en manos de privados significa la muerte del país.

En conclusión: la entrega que el PRIAN está haciendo del país a Banamex y Televisa es una traición a la patria inimaginable, pues están empeñando —e incluso rematando— todos los activos para el desarrollo y la productividad del país como son los sistemas bancarios y de telecomunicaciones, y lo MÁS GRAVE de todo: ponen en riesgo los derechos constitucionales de la libertad de expresión, libertad de empresa y libertad de información.

La apuesta contra las libertades constitucionales sólo traerá el colapso definitivo de «los despojos» que están quedando del Derecho constitucional, laboral y social en México, y todo gracias al PAN en el gobierno y al PRI en el Congreso.

Recordemos que en el próximo periodo legislativo, el PRIAN buscará finiquitar definitivamente el 97% del Derecho Laboral mexicano con «sus reformas y adiciones» al mismo, introduciendo lo que en Europa llaman los «contratos basura», que de contratos jurídicos ya prácticamente no les queda nada sino el puro nombre.

—Total, que como ya «sacaron el voto» de apoyo a Elba Esther Gordillo (alianzas PANAL), o a caciques tradicionales (alianzas PRI), ya no tienen nada de qué preocuparse en cuanto a sus salvajes saqueos al país sino hasta las vísperas del 2012.

La consolidación del PAN como traidor a la Patria y enemigo del pueblo, véasele como se le vea y abarcando estas acciones sistemáticas el rubro que sea, demuestran adicionalmente sin ninguna posible objeción la imposibilidad de alianzas electorales, políticas o legislativas de la izquierda mexicana con cualquiera de las «derechas tradicional- neoliberales».

Los ciudadanos tenemos que decir el «ya basta» a vergonzosos políticos mercenarios que —como la Chimoltrufia— lo mismo que dicen una cosa dicen la otra.

¿O qué tal el «camaleón ideológico» de Camacho Solís, que en el año 2000 propugnaba por ideología de progreso en México la diversidad de partidos y representaciones políticas, mientras que ahora buscó liquidar con su cabildeo político en los estados precisamente cualquier diversidad política representada de forma independiente?

Resulta que Camacho Solís ahora sólo quiere la nefasta y falaz «polarización política» PRI-PAN (y sus «aliados»: Elba Esther y Jesús Ortega) como la premisa de un panorama político para México. . . ¿entonces para qué buscó en el año 2000 formar otra opción electoral con el PCD?

Uno puede optar por las convicciones políticas que sean, pero lo que no se vale es quererle ver la cara al electorado profesando igual una cosa que la otra según a como estén los intereses ocultos y particulares.

A la vista de la terrible situación sociopolítica mexicana que se está sufriendo casi a todos niveles, y de cara a las elecciones del año 2012, no existen más pautas éticas y políticas que sean lógicamente viables para la izquierda mexicana y para el cambio democrático de nuestro país: o se opta por la unidad de la izquierda y la sociedad, o se opta por la unidad de una pretendida «izquierda» con la derecha y los poderes fácticos en México: tales como las «empresas imperiales» citadas.

Contrariamente a las afirmaciones de panrredistas el país no ha optado por ellos en las elecciones, sino que se optó por unos hechos de trasfondo que son claros e irrefutables en su sentido: la elección de Oaxaca se ganó gracias a la auténtica labor social emprendida desde comienzos de éste año por López Obrador, el senador Salomón Jara y por el propio Gabino Cué —hoy gobernador electo del estado—, principalmente en lo que atañe a los municipios de usos y costumbres. En Puebla, el triunfo de Moreno Valle estuvo motivado por la repulsa social generalizada a un grupo de poder que llegó a insospechados niveles de corrupción política aún considerando a lo que ya se estaba malamente «acostumbrado» conforme a las maniobras de los cacicazgos políticos tradicionales.

Ni la una ni la otra victorias electorales pueden aducirse lógicamente como «triunfos pan-redistas» como lo claman César Nava y Jesús Ortega en defensa de sus traiciones e incongruencias políticas, y como lo han festejado tan hipócritamente el grupo de los periodistas más vendidos y antidemócratas en México, de Televisa y su prima hermana Tele Fórmula, como lo son José Cárdenas, Denise Maerker, y el resto de mercenarios propagandísticos que les acompañan, que ahora —iniciado el proceso rumbo al 2012— nuevamente apuntan todas sus armas contra la oposición democrática del país a todas horas y bajo cualquier pretexto.

—Vamos a ver si de verdad «siguen hablando tanto» de la candidatura del PRD una vez que ésta se defina. . . conociéndose sus mercenazgos políticos, lo dudo mucho.

Además que el PAN en realidad está jugando un arma de doble filo con su estrategia de buscar de facto el control del PRD por medio de su espuria dirigencia nacional, queriéndose así beneficiarse de la legitimidad política de la izquierda que ellos ya no tienen ni en pintura después de tantos agravios a la Nación como han perpetrado, puesto que una cosa es poder ejercer el «control burocrático» de la política en las derechas, y otra cosa muy distinta buscar hacer lo mismo en la izquierda, cuya base está comprometida en la construcción de un proyecto alternativo de Nación, que signifique auténtico progreso y mejoramiento social, y no mera «realidad spótica» de campaña electoral, es decir, puramente ficción.

—Por lo visto, esas cúpulas partidistas no aprendieron la histórica lección que les propinó el caso Iztapalapa el año pasado, cuando ya comenzaron a despuntar los obscuros acuerdos Nava-Ortega.

Si ellos quieren meterse nuevamente a «otro Vietnam» tal y como lo fue para ellos el iztapalapeño —al echar nuevamente mano de sus manipulaciones panistas y triquiñuelas políticas orteguistas contra la oposición—, pues bien por ellos: están jugando con fuego, y —¡aguas!— que van a quemarse. . .
¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de El Inge

labanda.jpg

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
332 Comentarios en “Televisa va por todo, dice Banamex”