2010

El caso Kárate

En primer lugar, permítanme presentarme. He respondido a varios post, pero es la primera vez que escribo yo uno. Como algunos ya sabrán, soy española y quisiera compartir con ustedes este HECF para que vean que las injusticias se producen en todos los lugares del mundo.

En Marzo se destapó en mi ciudad, Las Palmas de Gran Canaria, la que ha sido considerada la mayor trama de pedofilia de la historia de España. Un profesor de kárate, Fernando Torres Baena, fue detenido junto a su mujer y otros trabajadores de su gimnasio por haber estado abusando sexualmente de cerca de cien niños a lo largo de veinte años. A los pequeños, algunos de sólo cuatro añitos, les obligaba a practicar sexo oral, tríos, orgías y hasta zoofilia. Textualmente, según palabras del propio Torres: “Lo hacían todos con todos, y yo con todos”.

Por lo menos, esta “persona” fue juzgada, y tanto él como los otros violadores van a ir a prisión. Pero he aquí el HECF. Resulta que el muy sinvergüenza ha registrado la expresión “caso Kárate”, utilizada por la policía, en la Oficina Española de Patentes para cobrar derechos de autor en caso de que se hagan películas o libros basados en el caso.

Torres Baena pide el registro de la marca ´El caso kárate´
El principal imputado en el mayor caso de presunta corrupción de menores y abusos sexuales que se investiga en España, Fernando Torres Baena, ha solicitado a la Oficina Española de Patentes y Marcas, dependiente del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, la inscripción de la denominación El caso kárate, con el fin de tener registrado a su nombre todos los derechos que se pudieran generar de esa marca. La decisión ha generado una enorme indignación en la Asociación de Víctimas del caso del kárate, representada por el despacho de abogados Palomino y Asociados, que ya tramita la oposición rotunda al citado registro.

El objetivo no puede ser otro que escribir un libro o llevar al cine el dramático caso que investiga el Juzgado de Instrucción número 7 de Las Palmas de Gran Canaria, en el que se imputa a Torres Baena, su compañera sentimental María José González Peña e Ivonne González Herrera (todos ellos en prisión provisional) por los presuntos abusos sexuales cometidos sobre alrededor de cien menores de edad a los que supuestamente captaban en la Escuela de Karate Torres Baena, dirigida por el principal imputado. La Brigada Provincial de la Policía Judicial de Las Palmas investiga hechos ocurridos durante los últimos 20 años, tiempo que se estima que ha podido actuar la presunta red de pederastia.

Nota completa: laprovincia.es

Y digo yo: ¿es que no hay límites? ¿Es que no le basta haber destrozado las vidas de esos niños y sus familiares? Ahora, encima, pretende enriquecerse con el asunto. ¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de Miriam

labanda.jpg

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
223 Comentarios en “El caso Kárate”