2010

El día de trabajo del general

Saludos a toda la Banda, esta es de mis primeras aportaciones y acá en el Sur también tenemos los problemas de extorsión y narcotráfico (que novedad se dirán muchos) pero aquí les dejo un articulo q se publico hoy en el diario POR ESTO! muy reconocido, habla del porque en CANCUN se esta viviendo este clima de narcoterror, chequen al angelito de seguridad publica (y como el cuantos)”el honorable general” URBANO PEREZ BAÑUELOS entérense de su “ajetreada vida” al frente de seguridad pública, HAZME EL CHINGADO FAVOR!!

Para Urbano Pérez Bañuelos todo comienza a las 8 de la mañana. De acuerdo con sus colaboradores esta es la hora en que decide presentarse en su oficina para revisar todos sus “pendientes” en materia de seguridad pública. El levantarse temprano es una costumbre militar que sigue al pie de la letra el general.

Pero sólo el despertar en las primeras horas del día es la única costumbre militar que aún tiene Pérez Bañuelos. A las 9:30 de la mañana, una vez que ha “checado” sus pendientes, se traslada con todo su convoy a la cancha del Viany donde también, en ocasiones, entrena el Atlante.

Esta visita a la cancha de futbol es todos los días. De manera rigurosa de lunes a viernes el general encargado de la seguridad en Cancún tiene que patear un balón, correr un poco por el césped y patear al arco. Es una actitud deportiva, relajada, sin problemas de vida.
Posteriormente llega el desayuno a las 11 de la mañana. Después de hacer ejercicio el general tiene que mantener su alimentación balanceada. Y no le gusta desayunar solo. A esa hora del día hace llamar a su secretaria y actual pareja sentimental.

Se le conoce como “La Güera” y fue dada de alta en su administración al frente de la corporación.Con ella comparte, plática y respira tranquilidad. “es su mundo, ella lo es todo para él”, refiere una de las fuentes consultadas por los diarios POR ESTO! en referencia a un día de trabajo del general.

Después de desayunar, la hora de la oficina es primordial. Es entre 12:30 y 1 de la tarde que llega a su oficina donde, durante cinco horas se queda en su escritorio. A veces duerme mientras habla con alguien. Quien lo conoce afirma que es difícil establecer una plática concreta con Urbano Pérez, ya que de repente “cabecea” y dormita en muchos lapsos de tiempo.

Tampoco entrega órdenes directas. En la corporación policiaca se sabe que al general “ya se le olvidan las cosas” como dice la tropa. Sus comandantes tienen que adivinar y en muchas ocasiones ni siquiera tratar con su jefe directo. Ellos, los comandantes de sector, toman sus propias decisiones y por ello la mayoría de los elementos de Seguridad Pública están relacionados con la delincuencia organizada.

Así, cuando el reloj marca las 7 de la noche, Urbano Pérez Bañuelos está a punto de partir… o de volver a dormir. Muchas noches se queda en su oficina hasta el día siguiente. El no sale a patrullar o hacer recorridos de inspección como lo hacían sus antecesores. Tampoco se mantiene en contacto con la supervisión de los policías. Simplemente espera que pase el tiempo en el reloj, desayuna, juega futbol y comparte su vida con una mujer. Así es como trabaja el comisionado de Seguridad Pública de Cancún. Sin plan, sin estrategia. Y con mucha tranquilidad de vida.
Vía: poresto.net

¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de conciertouno

labanda.jpg

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
80 Comentarios en “El día de trabajo del general”