2010

Viaje por la historia, regreso a la realidad

Van por lo menos dos entradas que leo en este H. Blog que dan a entender que no hay nada que festejar en este bicentenario, mismas que A MI me han hecho decir HECF.

Seguramente Hidalgo, Morelos, Allende, Etc., se revolcarían en su tumba al escuchar eso. Y no es que yo no entienda tu frustración, sino que termino de entender cómo alguien puede comparar la situación de 1800 con la del 2010…

Reto a los autores de esas entradas (no dudo de capacidad intelectual, mucho menos pretendo ofenderles) a que intentasen recrear las condiciones de aquel entonces por lo menos un año y después vinieran y me repitieran: NO HAY NADA QUE FESTEJAR.

Yo creo que casi todos hemos visitado alguna ciudad que su primer cuadro tiene edificios coloniales. Quien no los conozca les recomiendo una paseadita, realmente son muy bellos. ¿Alguien alguna vez ha visto una vivienda antigua? Es decir, no esos hermosos palacios, sino las verdaderas, humildes y pobres casas en las que moraban los “mestizos”, digo, si es que llegaban a casas…muchos ni a eso.
Naveguemos un poco por la historia.

Si no mal lo recuerdo por aquel entonces NO HABÍA OPORTUNIDADES DE NINGÚN TIPO PORQUE NO VALÍAMOS. Los únicos con voz y voto eran los peninsulares, o sea, los españoles NACIDOS en España que vivían en América, porque hasta eso más, los Crioyos –hijos de españoles nacidos en América- no valían igual, pero no menos que un mestizo.

Algunos de ustedes conocerán las Castas… Las castas era una división social REAL de cómo clasificaban a la gente que vivía entre ellos… esto era LEGAL. (Es como si ahora en tu acta de nacimiento te pusieran: emo, punk, bandero, reggaetonero, Pridista, etc….)

Los invito a que vean esta imagen Y traten de descifrarla:

A los que la vieron seguramente les arrancó un HECF… bueno, pues esa era “la nueva España”, esas eran las “castas”.

La nueva España era un país cruel, frío y SIN OPORTUNIDADES.

Traten de recrear esas condiciones aunque sea en su mente, usen su imaginación. Sientan la desigualdad y pierdan toda esperanza de cambio.. ese cambio JAMÁS se daría, según la “idiosincrasia” de aquel entonces.

DISCÚLPENME, y tal vez peque de grosero, pero quien dice que no hay nada que festejar NO CONOCE LA HISTORIA DE SU PAÍS. Y quien no sabe de historia no sabe nada de nada. Así es muy fácil engañar a la gente y “por eso estamos como estamos”, por eso los mexicanos “no tenemos memoria”.

Que no hay nada que festejar? JAAAAAAAAAAAAAAAAAAA.

Nota: Hay algo en lo que si estoy de acuerdo, el bicentenario no se debería festejar hasta la fecha de la consumación de independencia. El “desfile de consumación de independencia” fue hecho por el ejército trigarante el 27 de septiembre de 1921 en la Ciudad de México, acto que se considera el fin de la guerra.

Cortesía de Víctor

labanda.jpg

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
223 Comentarios en “Viaje por la historia, regreso a la realidad”