2010

Mi peor experiencia, Tijuana

Hola que tal a todos, Pues yo me encuentro en alguna ciudad de mi país haciendo el 4to año de especialidad en medicina interna y quisiera platicarles una de las peores experiencias que como persona he vivido.

Resulta que estudie mucho para pasar a la primera el examen para hacer especialidad en México y pues quede, la verdad que fue uno de los mejores momentos de mi vida y llego el DIA en el que tuve que escoger plaza, intente quedar en el civil de Guadalajara pero ya no alcance lugar, y pues dentro de las plazas que quedaron cometí el error grandísimo de haber escogido Tijuana… De verdad no lo hubiera hecho, al principio todo bien, un poco pesado el viaje desde mi natal Michoacán hasta baja California, llego, me instalo y pues me presento a la jefatura de enseñanza y pues ahí es donde empezó todo.

Llego con un tipo nefasto que se dice medico a mi entrevista, lee mi curriculum y toda la cosa y me dice “mmm eres de Michoacán verdad?”, “pues mientras no vengas a ensuciar y a robar te ira bien” y yo sacadísimo de onda le pregunte que si por que me decía eso y me dijo: “pues es que así son todos luego, luego llegan de sonora, Sinaloa o oaxaquitas (forma despectiva en la que nos llaman a los del sur) a hacer su desmadre, aparte de que son bien huevones”…hijole!

Que duro fue que me dijeran eso y peor aun tener que tragarme el coraje de contestarle (la verdad fue por miedo, por que como han de saber los médicos jefes cometen muchos abusos contra el personal medico en formación y no quería problemas), pero eso solo fue el inicio, el mismo trato despectivo sufrí de enfermeras, médicos de base y hasta de los internos que por el simple hecho de ser de otra región te hacen el feo indistintamente que trabajes duro (sigues con esa marca de ser de fuera del estado).

Recuerdo que a los que peor les iba era a los compañeros de Sinaloa que igual por error cayeron a ese hospitalucho, algunos hasta los hicieron llorar culpándolos de que solo iban a drogar a su gente (perdón, pero a poco les ponen la droga a los niñitos de papi en la boca, me pregunto quien peca mas el que mata la vaca o el que le agarra la pata?) Y no me quiero extender demasiado con todos los tratos vejatorios que sufrimos (en realidad no me importaba que en lo académico me regañaran, pero en lo personal no se vale) por que solo me hace sentir muy mal ese recuerdo, el punto es de que debido a todo ello solo tolere un año y me fui a otra ciudad muy lejos de ahí.

Es triste e indignante que a la sociedad de Tijuana (no todos yo no generalizo como ellos) se les olvide que también son mexicanos y que el mismo derecho que ellos tienen de irse a cualquier lugar de mi país otros también lo tenemos de irnos a su ciudad, es una sociedad excluyente, profundamente racista y xenófoba que culpa e intenta crucificar todo lo que sea de fuera de esa ciudad, lo lamento mucho por mis compañeros “oaxaquitas, chilangos, chinolas o sonsorenses” que se quedaron ahí…pero yo jamás vuelvo a poner un pie en esa ciudad en lo que me quede de vida.

Así que moraleja a todos vean bien a donde se van a trabajar e intentar salir adelante, por que en algunos lugares el peor enemigo de un mexicano es otro mexicano.

¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de drmaco

labanda.jpg

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
393 Comentarios en “Mi peor experiencia, Tijuana”