2010

La prostitución del periodismo

Antes de que comente sobre este post, quiero dejar en claro que mis declaraciones van en contra de “quien le quede el saco” no soy responsable de aquellos que se sientan identificados y también dejo claro y reconozco que hay verdaderos profesionales que laboran moralmente. Ahora a lo que nos interesa.

Estaba viendo en la televisión sobre la noticia de moda, la famosa fiesta de la selección de futbol de México (sí, me gusta el futbol pero no doy la vida por mi equipo como otros) y solo he podido decir un HECF al ver como la prensa que debe llamarse “deportiva” se rebaja al nivel de la prensa de espectáculos, después de ver como discutían y se rasgaban las vestiduras pidiendo dignidad por la camisa de la selección, HECF que ahora resulta que después de un partido no puedes tener privacidad.

Meditando un poco sobre el asunto, decidí que debía escribir sobre la prensa inmoral, y es que es increíble ver como estos supuestos profesionales te matan con una pluma y te echan a la gente encima mientras ellos se la dan de muy santos y hasta se jactan de decir que son muy “cultos” HECF que si fueran cultos los periódicos incluirían notas educativas y no la basura de chismes a lo que hasta les dedican media publicación, para ser más simples, ¿A MI QUE CARAJO ME IMPORTA SI “X” JUGADOR HIZO ESTO O AQUELLO? A mí solo me importa saber el aspecto DEPORTIVO, sino ¿porque chingaos se llama PRENSA DEPORTIVA?, pero no, ahora resulta que la sección de deportes está llena de más chismes que la misma sección de espectáculos (la cual uso de papel de baño por cierto). En qué siglo estamos cuando uno ya no puede ir a cagar sin un fotógrafo lo quiera hacer nota, y para colmo, si les dices algo simplemente se escoden como COBARDES alegando que tienen “libertad de expresión”.

Seamos realistas, la gente se mueve a través de las opiniones de los llamados “periodistas profesionales”, yo creo que hay cosas que no se necesitan saber, o que por lo menos pertenecen a otro ámbito, pero no, resulta que ser “figura pública” es demasiado literal, hasta para los deportistas, y lo que se me hace más indignante es que hay algunos “periodistas” que en su pasado participaron en el deporte profesional y ahora que tienen pluma en mano, simplemente se sienten unos santos y critican como madre al hijo lo que los deportistas hacen o no, no parece haber empatía, acaso estos “profesionales” no recuerdan como eran cazados por los “buitres”, pero no, porque cuando lei un artículo “deportivo” de internet encontré casi tres páginas sobre chismes de que cierto jugador estuvo con un travesti, como es posible que una página “deportiva” solo quiera hablar sobre chisme barato.

Si hay algún estudiante de periodismo leyendo esto, por favor no pierdas el camino, no te dejes tentar por el dinero y no denigres tu profesión, recuerda que estas estudiando para ser líder de opinión, no seas como muchos otros que han cambiado sus plumas de escribir por plumas de buitres y han olvidado la ética que debe regir a todos las personas.

Cortesía de El Cazador

labanda.jpg

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
131 Comentarios en “La prostitución del periodismo”