2010

IMSS: Ineptos Mexicanos Sin Sentido comun

Una de tantas historias en torno al Instituto Mexicano del Seguro Social. Todo empezó el pasado jueves, me sentía de la patada, para el viernes ya traía fiebre, dolor de cabeza, nauseas, dolor en las cuencas de los ojos y como quien dice chorrillo.

Sin darle tantas vueltas, todo esto son síntomas de dengue que se ha puesto muy de moda acá por mi terruño en Hermosillo, Sonora. Pensé que algo me había caido mal y dejé pasar un poco de tiempo, para el sábado en la noche vi que nomás no mejoraba y me salieron puntos rojos en la piel, el domingo en la mañana me voy volando pa’ urgencias del IMSS, en la clínica no. 2.

Cuando llegué estaba un maistro (así le decimos acá a los ruquitos) con los mismos síntomas de dengue, en lo que yo estaba ahí llegaron otras cuatro personas con los mismos síntomas.

Por allá después de un rato me habló la enfermera para pesarme y medirme, me preguntó que traía y me dijo que seguro era dengue (nótese que la tipa tenía idea de lo que traía). Después de otro rato me pasan con el doc… al momento de cruzar la puerta veo a un tipo en calidad de bulto sentado en el escritorio (era el doc) con una pinche cara de crudo, amanecido y quien sabe Dios qué mas, no me invitó a sentarme así que yo me senté por que se medió la gana. Estuve enfrente de él en silencio poco más de un minuto esperando que me preguntara qué me pasaba y el tipo nada, casi estaba ido, de repente como que reaccionó y me dice:

-“qué traes”

pues le solté la lista de todo lo que traía y el tipo sin decir nada solo escribía en cuadrito de papel de 5x5cm. Terminé de hablar y me dice te tomas esto, te tomas lo otro, cada tantas horas… le pregunto

– “qué tengo”

… (y por fin el glorioso: HAZME ELCHINGADO FAVOR) el muy baboso me dice que el no me puede decir nada, que tengo que ir con mi médico familiar, muy respetuosamente le dije que todos esos medicamentos los tengo en mi casa, que se como administrarlos, para qué sirven y yo mismo (aunque indebidamente) me los puede haber recetado.

Y me dice

-“entonces por qué vienes”

…me lleva la chingada (pensé)…

-“pues para que me den un diagnóstico”

a lo que el babas responde

-“tienes que ir con el médico familiar”

a lo que respondí…”entonces tu de qué la haces aquí si no puedes dar un diagnóstico”

El tipo fúrico me dice que el solo clama los síntomas, y que el diagnóstico me lo da el médico familiar.

Me dirijo al consultorio de mi médico familiar, que es el no. 9, encuentro que tiene una hoja pegada tapando el número y esta tiene impreso el no. 2, le pregunto a la tipa que estaba ahí por el consultorio 9 y me dice que sábados y domingos no hay consultorio 9,

-“entonces qué hago, necesito que me vea el médico familiar”

-“pues si quiere siéntese a esperar y si falta un citado puede pasar”

HAZME EL CHINGADO FAVOR!!!!

Ya cuando ví que la tenía perdida, le pregunté que si me podía poner cita para el lunes (que si hay consultorio 9)

-“no joven, si quiere cita mañana tiene que venir mañana”

%&#@%&

Hoy es lunes por la noche, los síntomas están pasando por obra y gracia del espíritu santo y una vez mas (no es la primera que me pasa algo parecido) el IMSS no me sirvió pa’ ni madres

Nótese que yo soy uno, qué pasó con esas otras cinco personas y con todas las demás que van quejándose de algo.

El sistema no funciona, está de la patada, el IMSS necesita reinventarse, no podemos seguir así. La verdad no culpo tanto al doctor que estaba crudo ni a la asistente déspota… es el sistema el que no sirve.

¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de espnato

labanda.jpg

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
255 Comentarios en “IMSS: Ineptos Mexicanos Sin Sentido comun”