2010

¡Pa’ que no se nos olvide!

Don Panchito es un personaje muy peculiar, tiene 98 años y todos los días se toma su vaso de tequila. Radica en un municipio de Coahuila, de donde es originario, así que su vocabulario es característico del lugar.

Un día le dijo a su nieto :

–Mire Jodido, le voy a dar 10 pinchis consejos pa’ que viva bien, (¡Véame a mí, que’stoy en la flor de la vida!):

1.- Agradezca por todo: No se queje .
¡DÉLE GRACIAS A DIOS QUE ESTÁ USTÉ AQUÍ, QUE SIGUE RESOLLANDO, porque a otra bola de pendejos, ya se los cargó la chingada!

2.- ¡Cuando pueda comer, COMA; cuando pueda dormir, DUERMA; cuando pueda disfrutar, DISFRUTE; cuando pueda trabajar, TRABAJE; y si
todavía puedes echarse unos pinchis pedos, pos agradezca a Dios porque tiene SALUD!
No se la pase quejando como niña: ¡Aayyy si hubieraaaa..!

3.- Si en la noche no puede dormir, cabrón,
¡Pos’párese y póngase a hacer algo! ¡¡Si usté se queda en la cama sólo va pensar puras pendejadas (si de por sí… )!!

4.- Los problemas grandotes, esos que’sque mundiales, (que el calentamiento global, que la crisis financiera y esas cosas), ¡¡Máandelos a la jodida!!
Usté no los va a arreglar (¡De todos modos ni les entiende, güey! ¡No se haga pendejo!). Deje que otros cabrones los arreglen.
Usté ocúpese de los chiquitos, de esos que están en sus manos (cuidar sus centavos, limpiar el cochinero que usté deja, enderezar a sus propios chamacos).
Atienda ésos; los demás ¡¡A chingar a su madre!!

5.- Si le dan, agarre.
Todo lo que le den, ¡Agárrelo, aprovéchelo!
Así sea un chingadazo o una bolsa de dinero.
Porque uno vive pensando que las cosas se las gana uno, pero no; usté no sabe de qué forma le llegan a veces ¡Solitas! ¡Así que usté agarre y no se apendeje!

6.- Pero no agarre lo que no es suyo.
Ni el machete, ni el caballo, ni la pistola, ni a la mujer de otro. Lo ajeno respételo; es de otro.
¡Cada quien tiene lo suyo y lo que se merece! (piénselo, cabrón)

7.- Lo que haga, hágalo con ganas, con muchas ganas y harto gusto. Hágalo bien o no lo haga.
Olvídese de las envidias. Usté a lo suyo, porque no sabe cuándo va a valer madres con todo y chanclas…

8.- Cuídese de los cabrones y cuídese de los pendejos. Fíjese bien como son: hay un chingo y se le van a acercar como moscas.
¡Conózcalos bien para que nunca sea como ellos!

9..- Nunca se preocupe por lo que usté no tiene o por lo que no pueda comprar. ¡Cuántos cabrones que tienen todo el dinero del mundo están en el bote
o pegados a un aparato dentro de un hospital!
Usté tiene algo más valioso que ellos: su libertad y su salud. Esas dos cosas ¡No tienen madre!

10.- Mande a chingar a su madre a la muerte.
Usté me entiende, ¿no? ¡Que sea ella la que se preocupe por no podérselo llevar y no que sea
usté el que se preocupe porque ella se lo quiera llevar a usté!

…ASI O MAS CLARO MIJO???

¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de Rudy

labanda.jpg

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
135 Comentarios en “¡Pa’ que no se nos olvide!”