2010

Permiso para delinquir

Soy un joven de 25 años que vive en la ahora declarada la ciudad más peligrosa de Latinoamérica (algunos dicen que del mundo). Y esta es la perspectiva de las cosas que me rodean.

Nací aquí, en Ciudad Juárez y no fue hasta mi adolescencia cuando comencé a viajar fuera de la región y conocí muchos otros lugares más bonitos, por mucho. Ahora he vacacionado en Sonora, Nuevo León, Coahuila, entre muchos otros estados. He visto ciudades muy bellas. Con muchas cosas para visitar como museos, parques de diversiones, centros recreativos, naturaleza, etc. Y me he preguntado porque una ciudad como Juárez con tantas personas y con tanto dinero no puede tener ni siquiera un nivel de infraestructura como la capital del estado. Pero bueno, aquí sobrarían explicaciones que en la mayoría de los casos concordarían en que el gobierno no ha hecho nada. En fin. Mucho ya se sabe de eso y a los pobres he indefensos diputados no les incumbe.

A lo que voy es que las personas que llevamos mucho tiempo aquí amamos la ciudad. Bueno, en otras palabras, amamos las cosas que hemos vivido en esta ciudad. Aunque durante mucho tiempo hemos carecido de muchas cosas que otras ciudades si tienen, aun así, hemos desarrollado nuestras vidas aquí. Nos hemos divertido. Nos hemos casado. Hemos vivido ratos gratos con amigos y familiares. Tal vez por eso amamos la ciudad. Por lo que muchos de los Juarenses quizá nunca pensábamos en que podríamos habernos ido a vivir a otra ciudad más bonita, con grandes plazas comerciales, con grandes zoológicos, etc. Porque aquí vivíamos a gusto.

Disfrutábamos nuestro pobrecito parque “El Chamizal”, aunque secándose, pero grato por estar con los grandes amigos. Disfrutábamos de ir a unas dunas (Los Arenales o Samalayuca) a unos minutos de la ciudad, aunque sufriéramos casi de insolación, pero no cambiábamos por nada pasear a caballo con la novia. Disfrutábamos ir a los valles cercanos (“El Valle”) en semana santa como la tradición juarense lo dictaba, aunque tuviéramos que soportar horas de trafico.

Pero ahora. Ya no podemos disfrutar de ello. Las conversaciones de la gente son de lo que paso un día anterior. Que si un joven de 17 años mato a machetazos a su vecino por que le caía mal. Que si violaron a una jovencita y los vecinos no hicieron nada más que escuchar los gritos y cerrar sus cortinas. Que si tuvieron que tirarse al suelo al estar en medio de una balacera… etc etc etc.

Ha llegado el punto en el que pareciera que todos tenemos PERMISO DE DELINQUIR, hazme el chingado favor! Es decir, que si yo quiero voy a la tiendita de la esquina y le digo al dueño; dame cuota o te mato. Y el a su vez, tendrá que hacerlo o se atiene a las consecuencias. Cualquier persona ya lo puede hacer. Si antes había inseguridad y delincuencia, pues ahora que parece que tienen permiso con mas razón.

Yo no tengo esperanza de que las cosas cambien, pues no lo harán. Lamentablemente soy de las personas que tendremos que abandonar la ciudad por seguridad de nosotros y nuestros seres queridos.

Es triste ver mí amada ciudad en estas deplorables condiciones, y será más triste cuando la vea alejarse por el retrovisor de mi auto. Ay Ciudad Juárez. Mi amada ciudad. Solo me queda decirte “muchas gracias por haberme hecho tan feliz”. Adios… A DIOOOOS!

Cortesía de Magdiel

labanda.jpg

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
64 Comentarios en “Permiso para delinquir”