2010

Letras ajenas para compartir: Travesuras de la Niña Mala de Mario Vargas Llosa

La niña mala es un cabrona. Convencida de que la felicidad solo se obtiene con dinero esta dispuesta a hacer lo posible por obtenerlo, y en su camino a la felicidad recurre de vez en cuando a Ricardo, ese objeto que le da placer sin pedir otra cosa que su compañía. Él sabe que no lo ama, ella le ha dicho que nunca se enamoraría de él, un “Niño Bueno”. él es solo ese objeto que le dice huachaferias que le gustan, que alimentan su ego y el mansamente acepta la encomienda, al hacerle el amor le recita al oído Material Nupcial de Pablo Neruda.

La niña mala le marcó la vida a Ricardo Somocorsio, desde el primer día que la vio, en Perú, donde se enamora como un becerro, un día desapareció dejándolo sin poderla olvidar.

Ricardo cumplió su sueño de vivir en Francia, donde se hizo de un empleo decoroso, lo único que el quería era vivir en París, la ciudad de que le habló su padre cuando él era un niño, ahí apareció por segunda vez la niña mala, por azares del destino.

La vida de Ricardo está marcada por episodios en que la casualidad le trae de regreso a la niña mala, siempre con un nombre y personalidad distintos, episodios que lo hacen feliz y terminan siempre de la peor manera, él queriendo olvidarla, arrancarse ese amor, que sabe enfermo. ¡Ah pero lo que pasó en Japón¡ eso no se le hace a un hombre que quiere tanto.

La niña mala es una cabrona, que se encontró la horma de su zapato, humillada solo le queda alguien en la vida, Ricardito, quien la resucitó y quién nuevamente se hizo ilusiones, para terminar como tantas otras veces y esta no sería la última vez que la vería.

Vargas Llosa nos cuenta una historia de amor un tanto sado-masoquista, nos hace cómplices de la niña mala y solidarios con Ricardo Somocorcio. Deliciosamente va contando esa historia entre desconocidos que se hacen íntimos mientras la adereza con algunos datos de los movimientos sociales de las décadas en que transcurre la historia (como los movimientos armados del Perú, los movimientos del 68 en Francia, la llegada de los jipis casi aparejada de los skin heads). No es la clásica novela de amor, pero si es una novela que dignamente se debería convertir en clásico.

Actualización

Ésta a la venta en su librería favorita, es un excelente material de regalo para si o para quienes gusten y manden, y por tiempo limitado podrán descargarlo aquí (PDF).

El archivo original no estaba completo, subimos la versión completa (PDF).

Gracias Free.

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
174 Comentarios en “Letras ajenas para compartir: Travesuras de la Niña Mala de Mario Vargas Llosa”