2010

La mafia de la piratería – integración vertical

Actualmente la mafia de la piratería es una de las principales causas de conflicto en la ciudad de Aguascalientes (imagino que la misma problemática existe en las demás ciudades de la república mexicana).

La historia comienza con la venta clandestina de películas piratas en los tianguis de las zonas urbanas, anteriormente miembros de la policía permitían la venta de discos piratas ( además de otros productos como ropa y tenis que no son originales o que son mercancía denominada como “fayuca” ) en los puestos de los tianguis principales de la ciudad a cambio de una aportación monetaria… ¡Hazme el chingado favor!

Esto permitía al amigo tianguista contar con un informante del corrupto puerco cuerpo policiaco (cabe mencionar que existen elementos que realizan una magnífica labor) el cual corría la voz de que estaba planeado algún operativo para recoger mercancía ilícita, a su vez al darse por enterados los “miembros directivos tianguistas” podían hacerle saber a sus compinches que días la venta estaba pronosticada como mala y lo mejor era no ocupar ese día para vender su sana mercancía. A su vez podían aprovechar para deshacerse de una cuanta basura y colocar “mercancía inútil” para que el operativo pudiera dar el pantallazo de haberse realizado con gran éxito.

Durante muchos años se vino manejado esta dinámica en donde policías corruptos y tianguistas mantenían un acuerdo monetario para poder seguir vendiendo productos piratas y todos eran felices en su “pequeño” mundo de corrupción.

No fue hasta el último sexenio del gobernador Luis Armando Reynoso Femat (2004-2010), cuya reputación habla por sí misma pues goza de ser dueño de múltiples negocios millonarios en el estado, de haber gozado durante su sexenio de un sueldo mayor al del presidente de la república mexicana y entre otras cosas como haberse refugiado en clínicas particulares para llevar a cabo desintoxicaciones causadas por tomarse algunos inocentes “analgésicos”… hazme el re-chingado favor!
Volviendo al tema cuando llego Luis Armando Reynoso Femat al poder ya sea por brujería, coincidencia o simplemente causa de la generación espontánea aparece un grupo delictivo dispuesto a tomar la batuta y comenzar a formar la actual mafia de la piratería.

Varias versiones existen al respecto, entre las cuales se dice que son los zetas quienes están al mando de esta organización, como venía contando, es entonces cuando dicho grupo comienza a establecer las “reglas del juego” y comienzan con un inocente recorrido por todos y cada uno de los tianguis de la ciudad amenazando a los vendedores de dicha mercancía y haciéndoles saber que a partir de ese momento pasarían de forma semanal por una “cuota voluntaria” con la cual podían seguir vendiendo su mercancía sin problema alguno. En caso de que se resistieran se iban tranquilamente y simplemente marcaban a ese negocio en la lista negra.

La gente del puesto que no colaboraba podría haberse sentido orgullosa ante tal acto de rebeldía podía pues no había permitido la extorsión para poder llevar a cabo su sana actividad, no es hasta la semana siguiente el susodicho héroe del tianguis aparecía hecho literalmente pedazos o si corría con suerte lo dejaban con unos cuantos huesos rotos y algo más que un orgullo magullado, solo para dar a entender que las cosas van en serio y dicha cuota verdaderamente sirve para dar protección… protección de ellos mismos.

Para este próximo año 2011 las reglas del juego cambian ya que regresa un gobernador del PRI, y ahora la mafia de la piratería ha establecido que no solo es suficiente dar cuotas voluntarias, sino que deben de vender solo producto hechos y distribuidos por ellos (marca “sicario” patent pending ) y para demostrar que no es broma han estado balaceando puestos que no se apegan a dicho mandato y matando a gente que está encargada de vender sin el “permiso” correspondiente.

Tal parece que la mafia de la piratería ha llegado para quedarse, y no los culpo ya que han encontrado en Aguascalientes una mina que produce ganancias millonarias. Haga usted cuentas, existen fácilmente más de 100 tianguis en el estado, cada uno ocupa distintos días de la semana en varias colonias, a cada puesto le piden desde los 300 hasta los 1000 o más y en cada tianguis hay al menos 5 puestos que son extorsionados, (cabe destacar que estas son cifras pequeñas puesto que el número de tianguis y puestos es mucho mayor). Estamos hablando de que fácilmente en un día están obteniendo al menos $50,000 pesos, los cuales son muy buenos y prácticos para financiar sueldos de sicarios, campañas políticas y demás pendejadas que dejan a la ciudad con una inseguridad garrafal.

Esta es una historia que apenas comienza y que nadie tiene esperanza de que termine, la gente seguirá comprando piratería y el sueño de un gobierno justo y que elimine este tipo de mafias seguirá siendo solo eso… un sueño.

Cortesía de Pito Perez

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
128 Comentarios en “La mafia de la piratería – integración vertical”