2010

Lo que puedes esperar si denuncias un delito en México

Pues esto es para que lo piensen dos veces antes de “creer” en nuestra ley y actuar como un buen ciudadano por hacer lo correcto y no contribuir en que esto siga igual, por intentar hacer ese cambio que necesitamos, por hacer lo “correcto”, Aclaro que solo es mi experiencia, quizás haya alguien o la inmensa mayoría con una experiencia totalmente opuesta y que mi caso haya sido la excepción, en fin, después de tanto choro como intro ahí va.

Hace aproximadamente 9 meses nos atracaron en mi negocio a 3 clientes y a mí (post publicado en este mismo blog), y lo que pensábamos que era el fin de este incidente tan cabrón, al ser remitidos al penal de Neza-bordo a dos de los cuatro cabrones, pues resulto solo el principio de una larga cadena de frustración, coraje e injusticia. (Si, esta historia sucede en la tierra de Copetitos Peña Nieto)

Resulta que quedaron cicatrices y pues no eran nada fácil de darle vuelta y ya, y decir no pasó nada, ya estuvo, vamos a abrir nuevamente y adelante, dijimos bueno, pues a lo que sigue, orale a chingar a su madre. Pero no, pues como los pinches ratas nos amagaron con pistolas, nos dijeron es un delito federal y se persigue de oficio, traducción: “No te puedes echar para atrás”, ya lo empezaste (denunciaste), ahora hasta terminar y te chingas, ya dábamos por concluido el caso, pero no, 3 meses después nos llega un citatorio para ir a las audiencias, y pues sí, es como los pasan en la tv, secretarias, expedientes con un chingo de hojas, rejilla de acusados y demás.

Total que con más miedo que nada fuimos los 4 en total, pero cada uno acompañado por 3 personas más entre familiares y amigos, total que éramos como 12, y pues uno de los dos pinches ratas llega como si nada, y la mayoría con temor y coraje de ver afuera a ese wey y de lo más normal, y para que solo nos viera y se fuera. Pues al ir con el agente del ministerio público este nos dice que no se puede llevar acabo la audiencia, porque no está la parte acusada.

¿Cómo? Si lo acabamos de ver afuera, pues si pero mientras no pase a indicar que esta ahí, no se puede, y así vuelta tras vuelta, pero eso si estaba el wey y sus familiares con mala cara de ya te vi y no te la vas a acabar, así cada 15 días, eran las audiencias entre que si llegaba y e entre que no, nos aventamos como 3 meses. Mientras tanto llegaban unos pinches tiras al domicilio de cada uno de las cuatro víctimas del robo con el citatorio de tener que ir a huevo, y cada vez que íbamos a audiencia el pinche rata como Juan por su casa, entraba y salía a la sala de audiencia y muchas de las veces a lado tuyo en la misma barra para ser atendido, pues en la sala solo se permite el ingreso a los que tiene que ver en el caso, es decir, el que demanda(nosotros), el pinche rata y su defensor.

Tu no puede llevar licenciado pues la ley dice que para eso está el ministerio público (HECF), era el ir y venir para nada hasta que total nos hartamos de ir, y decidimos no presentarnos a los siguientes citatorios (vaya error), no pues casi no nos la acabamos, llegaron a mi casa con una multa de 20 días de salario mínimo por no asistir, y aunque no hayas querido firmar preguntaban por ti con los vecinos como si tu fueras el delincuente, a otro de los que demandábamos se lo dejaron con su chavo que va en la secundaria, y con la amenaza de que si no recibía el papel le iban a mandar a la patrulla para que arrestara a su papa (si ya sé que lo chamaquearon, pero aun así que poca madre).

A la señora (esposa de uno de los que demandan) vuelta un mar de lágrimas pues la pinche multa dice que tienes 72 horas para pagar porque si no se van a tomar otras medidas en contra tuya. ¡HAGAME EL CHINGADISIMO FAVOR! ¿Quién es el delincuente?

Total que para no aburrirlos más, solo fue gastos, gastos y más gastos, terminamos contratando a un abogado y pasarle una “feria” al ministerio público, para que nos hicieran el paro y no te estuvieran chingando los policías a cada rato. Ya no queríamos queso sino salir de la ratonera, para que al final no se recuperara nada, y eso si el ministerio público dijo que como no fue elaborada correctamente la consignación seguramente iban a quedar libres. ¡Qué poca madre! Y para que tantos meses de ir a declarar, de ir a los juzgados, pregunto, ¿para qué?

Todo mundo nos decía que mejor nos hubiéramos arreglado mientras podíamos, porque después solo nos iban a atorar, (cosa que sucedió), así como conclusión solo un mal consejo, y ojala y yo sea el que está mal, mejor rómpanles su madre, recuperen algo de lo robado y no pierdan su tiempo en este pinche sistema de (in)-justicia, y si de plano no pueden recuperar nada y desean seguir demandando al menos ya saben lo que les pueden esperar. Yo se que en otro país, basta que los agarren infraganti y no se la acaban, pero no, no es otro país, bienvenido a nuestra realidad esto es: El México del HECF.

Cortesía de Un Encabronado

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
178 Comentarios en “Lo que puedes esperar si denuncias un delito en México”