2010

Letras Ajenas Para Compartir: Monseñor Quijote, Graham Greene

El cura de un pueblecito bicicletero que se dice descendiente directo de El ingenioso Hidalgo Don quijote de la mancha no tiene la simpatía de su obispo, y este decide que después de tantos años al frente de la parroquia lo ordena Monseñor, y piensa que merece un descanso.

El Tosobo, tenía como alcalde a un sujeto ateo y comunista, que pierde las elecciones por lo que de la misma manera necesita un descanso.

Así ambos personajes se ven dispuestos a marchar juntos, Zancas y Monseñor quijote, parte en un viaje pro España, dos personajes con ideologías tan encontradas, el viaje se ve aderezado con las situaciones de burlar a la guardia civil española, pues la época en la que se sitúan los hechos es la época en la que España era gobernada por Franco.

Monseñor Quijote, además de católico era partidario de Franco, por otro lado sabemos que Enrique Zancas era ateo y comunista, por lo que las charlas entre estos dos resultan de lo más amenas, doctrina, religión y política son los temas recurrentes, Enrique Zancas con su Manifiesto Comunista, Monseñor quijote armado con su Biblia. Nos ayudan a comprender que religión y comunismo no son ideas encontradas, pese a que en aquel tiempo la iglesia tampoco veía con buenos ojos a los rojitos.

El vino tinto y el trato diario, hacen que a poco estos dos personajes se vayan acercando, rocinante, una carcacha andante es cómplice de este acercamiento entre estos dos individuos metáfora del acercamiento de dos ideologías, que buscan lo mismo el bien común de los hombres.

También nos muestra el lado implacable del régimen franquista, la persecución policial y las fatales consecuencias de ir contra el régimen político establecido.

Monseñor Quijote una novela corta, divertida y entretenida con un sustancioso contenido, léala ya.

Enlace: http://www.mediafire.com/?4afzeqwellho9q3

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
14 Comentarios en “Letras Ajenas Para Compartir: Monseñor Quijote, Graham Greene”