2011

Sólo espero que no me cobren por respirar

El lunes 3 de Enero, regresando de unas merecidas vacaciones, me topé con la desagradable (y temida) sorpresa del aumento al monto de las casetas en la carretera Colima – Guadalajara. Me parece un costo exagerado para lo que la “autopista” es, me refiero a un largo tramo de 1 carril, baches y cabe mencionar que aún está en construcción.

Hasta Diciembre de 2010 costaba $105, ahora aumentó a $111, quizá digas “¿por $12 ($6*2casetas) estás llorando?” Mi molestia es porque la suben cuando se les antoja, el encargado dijo que sube cada año, pero me parece que se refería a un año mercuriano. Mencioné que la carretera está en construcción, no quiero imaginarme cuánto cobrarán una vez esté terminada, y eso que no nos descuentan el costo porque reduzcan aún más a sólo un carril en total de ambos sentidos.

Cierta ocasión, el encargado de la caseta nos cobró y añadió: “se van con cuidado por la derecha porque hubo un accidente”. A un minuto de camino vimos una larga fila, la sorpresa es que no podíamos irnos por donde nos recomendó esa persona, pues estaban ambos carriles atascados. Después de 2 horas pudimos pasar, la fila estaba hasta la caseta seguramente. Lo que me cabrea bastante es ¿por qué demonios el encargado no nos dijo que no había paso? Podríamos habernos ido por la libre y haber llegado antes, pero claro! $105*n autos les caen nada mal. Tengo varias experiencias más pero me estoy desviando del tema.

Este año los costos se han elevado, gasolinazos (por ende la mayoría de los artículos), gas y también las casetas. Quizá a muchas personas no les afecte directamente esto último, pero para quienes viajamos frecuentemente es un gasto más a un sueldo que no aumenta. No comprendo por qué la pasividad, nos informan que los impuestos subirán y sólo agachamos la cabeza, cuando mucho nos quejamos o desahogamos como ahora lo hago yo, aunque en esta ocasión tengo el propósito de no dejar mi malestar al aire, sino preguntar al lector si conoce alguna forma de responder a los abusos de las constructoras en cuanto al aumento de la tarifa. Se me ocurre utilizar la libre, si lo hiciéramos la mayoría, ¿la empresa entendería y recapacitaría para bajarla? Con probar sólo pierdo media hora en el camino, sin embargo me gustaría poder hacer más, te agradecería un consejo o acción.

Es tan desesperante la impotencia de ver cómo crujen a la clase trabajadora, mientras hay personas que sobreviven con $3000 mensuales, el presidente del banco de México: Agustín Carstens recibe tan irrisoria cantidad tan sólo de ayuda alimenticia al día. Nos cruje el gobierno, los policías, los asaltantes, el crimen organizado, nuestro estómago, etc. ¿Hasta cuándo nos fastidiaremos lo suficiente para actuar y mejorar nuestra situación?

¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de SuE

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
105 Comentarios en “Sólo espero que no me cobren por respirar”