2011

Ya no se puede confiar en nadie. Atentamente, El Pulgarcito.

¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de Liliana

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
78 Comentarios en “Ya no se puede confiar en nadie. Atentamente, El Pulgarcito.”