2011

Las escuelas van a empezar a vender “Minichatarra”

Empiezan las clases; tanto para educación básica como para mi universidad. Quería pasar mi último día de vacaciones tranquilo, viendo tele, sin broncas; cuando al despertar, leo las noticias en mi computadora y llegúe con un artículo informativo que sí que me hizo decir ¡Hazme el chingado favor!:

-“Minichatarra” da la bienvenida a clases-
Desde mañana, 610 productos en porciones pequeñas, entre refrescos, frituras y galletas se venderán en las cooperativas

Este lunes regresan a clases más de 27 millones de alumnos de educación básica y con ellos los alimentos chatarra pero en “miniporciones”.

Aunque el secretario de Salud, José Ángel Córdova, asegura que los productos fueron reformulados en cuanto a su contenido calórico, la organización El Poder del Consumidor dice que lo único que el gobierno federal logró es que la industria redujera el tamaño de las presentaciones de sus productos.

Además, al entrar en vigor de manera obligatoria los Lineamientos para el Expendio o Distribución de Alimentos y Bebidas industrializados en las escuelas del país, en 3 de cada 10 no se logró crear el grupo integrado por padres de familia, maestros y directores que vigilará que a los planteles no entren los llamados productos chatarra o hacer que se consuman una sola vez por semana las botanas, galletas, pastelillos, confites y postres. ”
Nota completa: eluniversal.com.mx

Otra vez, ¡Hazme el chingado favor!
Ahora resulta que vender comida chatarra en porciones menores ayuda a combatir la obesidad infantil Pérdonenme si sueno como un loco obsesionado con conspiraciones, pero esto me suena a simple truco de marketing: los chamacos, con sus hábitos alimenticios sin cambio alguno, en lugar de comprar lo de siempre, van a comprar más porciones de las acostumbradas para sentirse satisfechos. Es decir, los niños van a comprar dos “mini-gansitos” para reponer el gansito entero. Aparte, a más porciones compradas, se produce más basura.

Eso no es todo: los niños de primaria solo tendrán permitido beber agua (supongo que porque los jugos, tés y aguas de sabor tienen “demasiadas calorías”. Doble moral, ¿alguién?), mientras que (HECF #2) los niños de secundaria van a poder consumir refrescos, siempre y cuando sean “light”. (Según la Secretaría de Salud, un producto con etiqueta “light” es tan saludable que te hará vivir 100 años, no me jodan)

Todo este problema de obesidad infantil es similar al problema de la mala educación en los niños: no todo es culpa de la escuela, también la familia tiene la culpa de inculcar semejantes hábitos alimenticios. ¿Saben qué?, creo que ese será mi PROPÓSITO de año nuevo: mejorar mis hábitos alimenticios. (no “deseo de año nuevo”, porque un deseo solo te sientas a esperar; un propósito requiere acción).

EJEMPLO. Todo es cuestión de ejemplo.

Cortesía de Julio

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
158 Comentarios en “Las escuelas van a empezar a vender “Minichatarra””