2011

Carril Médico

Para una gran mayoría de tijuanenses es de lo más común cruzar la frontera (legalmente) con el fin de realizar sus compras, visitar a algún familiar o ya sea para gastar sus dólares en cualquier pendejada. Lo cierto es que hay días en que la fila para cruzar en automóvil en la garita de San Isidro puede demorar hasta 5 horas; en el 2008 se creó el llamado “carril médico”; con el propósito de atender emergencias médicas este carril permitiría cruzar a la unión americana en un tiempo de espera mínimo.

En un principio, los pases que permiten el acceso fueron ofertados por el ayuntamiento a través el Consejo de Desarrollo Económico de Tijuana (CDT) a una módica cantidad de aprox. 2.20 dlls. cada uno al sector médico, pero con el paso del tiempo los pases fueron prostituyéndose de tal manera que muchos empresarios y funcionarios influyentes podían tener libre acceso a ellos.

De acuerdo con cifras del CDT, en el 2008 se otorgaron 40,306; en el 2009 fueron 47,846, y este 2010 se entregaron 118,570 pases (sin contar los apócrifos).

La mala administración en esta dependencia para emitir y distribuir los pases, dio lugar a anomalías y a actos de corrupción, de esta forma aprovechando la gran proliferación y demanda de estos salvoconductos muchos “microempresarios” vieron en esto la oportunidad de expandir su negocio falsificando o haciéndose de un determinado número de pases para así ofrecerlos a sus clientes y/o amistades por un precio que variaba entre los 5 y hasta los 20 dólares (considerando la cantidad de pases emitidos, hubo buenas ganancias libres de impuestos para quienes supieron explotar este beneficio).

Según que para este 2011 la actual administración municipal tiene planeado poner orden a todo este asunto manteniendo ese carril y abriendo otro para toda la perrada que esté dispuesta a pagar por su uso. Para esto todavía se tiene que ir a pedirle permiso al gobierno norteamericano, y aún no se sabe a ciencia cierta a donde irá a parar lo recaudado, pero a como nos tienen acostumbrados no se espera mucho de ello. Si ya lo digo yo, que a nuestros funcionarios públicos les hace falta acreditar un curso exhaustivo de valores éticos y morales al estilo de las películas de SAW, para que no se pasen por el arco del triunfo el voto de confianza que en ellos hemos otorgado.

¿Carril médico? ¡Hazme el cabrón favor!

No niego que es una gran ventaja para las personas que tienen prisa en cruzar, de hecho es una muy buena idea que se abra la opción de un “carril rápido” de cobro para cualquier ciudadano, pero que no me vengan con la mentada de madre de que es “exclusivo para emergencias médicas”, si la mayoría de los que cruzan por ese medio, solo están enfermos con el virus de la corrupción y el influyentismo. Más padecimientos como estrés, almorranas y migrañas sufren los que tienen que hacer fila por horas para ir de shopping al gabacho.

Cortesía de Arro

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
111 Comentarios en “Carril Médico”