2011

Salucita Calderón

Me imagino que algún flamante asesor del gobierno federal que se encarga de monitorear el chisme en Internet en algún momento llegara a leer estas palabras. Háganme el chingado favor de decirle salucita a su jefe.

No soy yo quien para reprocharle a Felipe Calderón que supuestamente le guste echarse sus alcoholes, el presidente no se diferenciaría de los millones de mexicanos que empinan religiosamente el codo. Hasta podríamos decir que con tantos pedos que tiene Calderón solo unos alcoholes al final del día serian suficientes para poder conciliar el sueño.

El problema no es el alcohol en las venas de nuestro presidente, si no el ejercicio de censura sobre la periodista Carmen Aristegui, aparentemente ella se negó a ofrecerle una disculpa pública a Felipe Calderón por haber hablado sobre lo que desde hace mucho tiempo era un rumor, Calderón es alcohólico.



La censura de Carmen Aristegui
es un escupitajo al aire que le acaba de caer en la cara al gobierno federal. El revuelo que ha causado la renuncia forzada de Aristegui le ha dado preponderancia al meollo del asunto: ¿Es Felipe Calderón alcohólico? La acción de censura del gobierno federal nos hace pensar que el cuchicheo es cierto.

Si antes era tan solo un rumor que Calderón es alcohólico, hoy el rumor crece como mariguana en Sinaloa, sin que nadie lo pueda parar. Y es que ustedes saben que en este negocio de la política la imagen lo es todo y la verdad siempre es relativa. No importa ya que Calderón chupe igual o menos que cualquier otro mexicano haciendo línea en el alcoholímetro, la opinión publica piensa que es alcohólico y eso ya es muy difícil de cambiar.

No me sorprende para nada el hecho de que los Vargas de MVS se hayan bajado con gusto los calzones, el gobierno y los oligarcas son una y la misma cosa. No me sorprende el acto de censura a una periodista, me sorprende el hecho de que la hayan censurado en estos momentos. El gobierno federal tenia un problema de relaciones publicas que manejaron con las patas y han creado una avalancha de un copo de nieve. Si de esta manera están manejando dimes y diretes con periodistas, que se puede esperar de problemas grandes como el narcotráfico… los más de 30 mil muertos de este sexenio lo dicen todo.

Kin 40

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
135 Comentarios en “Salucita Calderón”