2011

Llamado de atención

Recientemente en la ciudad de Guadalajara comenzaron eventos relacionados con el crimen organizado que la mayoría conoce. La madrugada del 12 de febrero una granada fue detonada en el interior de un antro en el corazón de la ciudad. Estos hechos se llevan a cabo a menos o mayor escala en todo el país, las opiniones y puntos de vista apuntan a todas las direcciones, el gobierno responde como cree correcto y manda a a las autoridades a pelear una guerra que comienza a afectar a la ciudadanía; la realidad en medio de esto es que la separación ciudadana, social o humana nos hace mas vulnerables al momento de afrontar estos hechos. por este motivo decidí escribir lo siguiente.

Manifiesto no puedo evitar no sentirme ajeno a los hechos que acontecen en mi ciudad (y todas las ciudades de nuestro país), no encuentro consuelo en pensar que todo lo que pasa esta fuera de mi perímetro de actividades recreativas y destaco lo lamentable que es no importa el genero, estatus social o gusto popular que sea donde pasan estas situaciones, no es grato ser parte indirecta de hechos como los que suceden continuamente durante las noches en la ciudad. La culpa es infinita y no sabría decir de quien es (sinceramente no me atrevo, pues me asusta admitir el resultado de esta pregunta); pero creo que ha llegado el momento de dejar de rezar a dios o exigir al gobierno por la tranquilidad y el bienestar de mis allegados. Es momento de que estos eventos sean una llamada de atención a todos los ciudadanos para una reorganización social interna en nuestro pensamiento; así como de nuestro comportamiento y atendamos nuestra falta de simpatía por lo que sucede a nuestro alrededor y nuestra apatía ante tomar la “iniciativa de la búsqueda de una solución”. Personalmente no me atrevería a nombrar una solución porque la desconozco; pero puedo decir que en estos momentos, dejar de lado el individualismo y concentrar esfuerzos en nuestro comportamiento hacia con los demás, es fundamental en la prevención de acciones que afecten la cotidianeidad de nuestras vidas y “nuestra ciudad”. Tan nuestra como de los que llevan a cabo este tipo de acciones que afectan a terceros.

En este momento de vulnerabilidad solo puedo simpatizar con los afectados que han perdido su tranquilidad por estos lamentables eventos y dejo mis palabras que buscan un acercamiento con la sociedad que con tanto esfuerzo nos tratamos de alejar.

¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de Alekazandrosky

Siguiente Entrada
Entrada Anterior
Siguiente Entrada
Entrada Anterior
109 Comentarios en “Llamado de atención”