2011

El otro lado de la moneda

Hace poco compartí mi punto de vista sobre el manejo político que se le ha dado al caso Cassez, después de ver la carta de una de las víctimas en el blog de HECF, tomaré posición respecto al tema de su inocencia espero que publiquen esto para darle voz a la otra parte. Es fácil lanzar acusaciones xenofobicas en contra de una mujer extranjera encarcelada que en cierta manera es rehén del gobierno federal. Es usada como trofeo en una guerra contra la delincuencia organizada y hasta el día de hoy, no han sacado una prueba de peso contra esta mujer. Hago un recuento rápido de hechos que pueden validar buscando en Internet:

1. Los mexicanos no creen en su sistema de impartición de justicia, pero por raro que parezca, en este caso la gran mayoría de la gente le cree a García Luna y confía en sus jueces.

2. Es un hecho que su captura televisada fue un show, hasta García Luna lo aceptó. Según declaraciones de Cassez, no la capturaron en esa casa, sino en la carretera y que la mantuvieron incomunicada por 24 horas.

3. Vallarta (su pareja sentimental) al parecer confesó sus crímenes pero siempre negó que Cassez estuviera involucrada.

4. La mujer que escribe la carta publicada en el blog, en su primera declaración dijo no reconocer ni conocer a Cassez, ni su voz, ni su cabello, nada, su hijo tampoco. Durante una entrevista de García Luna por Denise Maeker, Cassez llama desde la cárcel para decir que no fue captara el 9 de diciembre como aseguraba García Luna, sino el 8. García Luna queda mal parado y tiene que aceptar que fue un show (punto 2). Después de este panchote de García Luna y por obra del Santo Niño de Atocha, la autora de la carta que no reconoció a Cassez cambia su declaración y envía la citada carta a los medios de comunicación. Al leer la carta (desgarradora…), es increíble que no haya podido reconocer a la francesa en su primera declaración.

5. Atrapan a otro miembro de los zodiaco que hace acusaciones en contra de Cassez, en las que dice que Cassez compartió el liderazgo de la banda con Vallarta y era la que iba por el dinero de los rescates. Al final se retracta de sus acusaciones, argumentando que las hizo bajo tortura (vaya manera de sacar testimonios para intentar hundir a Cassez).

6. Ezequiel, el muchacho que la acusó desde el principio, dijo que Cassez le dejó una cicatriz en la mano. Un peritaje demuestra que la cicatriz no es una cicatriz, sino una mancha de nacimiento.

7. Cassez no terminó ni la preparatoria en Francia, brillante no debe de ser, entonces no me sorprendería que no se diera cuenta de que su pareja fuera una lacra.

8. Vallarta que se supone que es el mero mero de la banda, todavía ni siquiera es juzgado. Cassez ya lo fue tres veces, por qué tenía tanta prisa la “justicia”?

9. En el rancho donde se supone tenían a los secuestrados, vivían otras dos personas, familiares de Vallarta, estas personas nunca fueron molestadas por la justicia.

10. Sobre las armas… no hay cosa más fácil de sembrar, me sorprende que no hayan encontrado 3 kilos de cocaína, quizás ya hubiera sido excesivamente grotesco.

Es por eso que cuestioné la utilización política de este caso, si Cassez no hubiera sido francesa y si no hubiera desafiado a García Luna en la televisión, creo que hubiera salido libre como la gran mayoría de los “pseudo-narcos” que agarran para dizque mostrar resultados (para dar un ejemplo: el michoacanazo).

Para la reflexión… no sé que le haría mejor al país, que caiga la lacrota de García Luna y que manden de regreso a la francesa a su país o que se queden a Cassez como trofeo y sigan intocables los corruptos de alto nivel. ¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de tzikin

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
187 Comentarios en “El otro lado de la moneda”