2011

“Quien es el presunto culpable” pasado negro de Leonel Godoy

El documental de presunto culpable pone al descubierto lo que por muchos años lo sabíamos, pero por cobardes o amenazas no levantábamos la voz, hoy este documental nos hace reflexionar o pensar alguna situación similar vivida por cada uno de nosotros, claro en mayor o menor escala.

El documental narra y muestra como la justicia mexicana trabaja, la historia de Antonio (Toño) Zuñiga, quien es acusado del asesinato de Juan Carlos Reyes, muestra a través de la cámara los entredichos de un procesos judicial viciado y turbio de imparcialidad a pesar de las numerosas pruebas aportadas a favor de Toño.

¿Pero quiénes son los presuntos culpables?, hoy vienen a la memoria lo que en mi estado históricamente en Michoacán a pasado, “Y QUE NADIE DICE NADA”, uno de los casos más sonados que hemos vivido recientemente fue el “Michoacanazo”, en donde funcionarios de diferentes niveles en el estado fueron detenidos por sus supuestos vínculos con el crimen organizado, y posteriormente absueltos por falta de pruebas, esto origino una serie de críticas por el caso, ya que culpable o no, la justicia no es pareja, pues es de muchos sabido que algunos de estos funcionarios siguen teniendo vínculos estrecho con el crimen organizado.

Pero existe otro caso que de verdad nos hace decir “HAZME EL CHIGADO FAVOR…” y es el Caso del gobernador de Michoacán, Leonel Godoy Rangel, quien llegó a la gubernatura ignorando el peso moral sobre su espalda por el tormentoso pasado que tiene, criticado fuertemente por militantes del PRD como Cristóbal Arias Solís, quien lo ha acusado de no esclarecer solo la muerte de Francisco Javier Ovando si no beneficiarse del caso para llegar a chantajear posiciones políticas, a pesar de tener antecedentes negros, los cuales están documentados por el mismo Arias Solis, tales como la existencia de denuncias penales en su contra.

Entre ellas la 23/91 de la Agencia del Ministerio Público Federal adscrito en Morelia, iniciada el 1º de Julio de 1991, motivada por la denuncia presentada por Rodrigo Alonso Cabrera, reo del CERESO de Morelia, quien declara que el mismo Francisco Javier Ovando, Leonel Godoy y otros funcionarios de Cuauhtémoc Cárdenas lo sacaban de prisión para llevarlo a “fiestas” que en realidad eran orgías de gays.

Pero porque hago mención de esto, pues les comento que el gobernador Godoy Rangel y sus deferencias políticas, siempre tuvo en la mira y siendo fiscal especial del caso “Ovando” Godoy Rangel, a José Franco Villa a quien no solo hostigo, amenazó y metió a prisión al ex procurador de Michoacán en época de Luis Martínez Villicaña, si no también lo acuso por el asesinato de Ovando y Román Gil, así como a Eduardo Pérez, ex Sub- procurador General de Justicia y Adolfo Suárez Terán, ex secretario particular del entonces procurador, y periodista, acusados de haber dado muerte al Agente de Policía Judicial, Gilberto Huerta Fuentes ya que Godoy estaban ligados al asesinato de Ovando y Gil.

A continuación narro los fragmentos publicados por la revista Quehacer Político editada el 6 de febrero de 1999, donde narran parte de esta historia negra de nuestro actual gobernador, donde nos dice los requeridos que fueron torturados durante los interrogatorios de Leonel Godoy y su gente, Víctor Manuel Huerta Carrillo y Felipe de Jesús García declararon, que fueron obligados ha inculparse en el homicidio y acusar a sus jefes por la muerte de Huerta Fuente; en el caso de Huerta Carrillo, el ex agente de la PJ adscrito a Apatzingán estaba preso en el Reclusorio Sur del DF por secuestro y delitos contra la salud y Godoy y su gente lo sacaron de su celda, lo torturaron en el área de gobierno del penal y cuando lo trasladaron al cinturón de seguridad lo amenazaron con aplicarle la “Ley Fuga”, con el argumento de que se quería escapar, aceptó firmar la declaración contra Franco Villa y otros, pero Huerta Carrillo quien se confesó culpable de la muerte de Gilberto Huerta en forma extraña no por consignado no por ese delito son por otros del fuero común.

“Fabricando pruebas, asentándose en actas de hechos falsos que daba como ciertas y con torturas, Leonel Godoy consignó a Franco Villa por el asesinato de Ovando y Gil al cuadragésimo segundo penal y éste le dictó auto de formal prisión el 29 de noviembre de 1994, pero nunca se aclaró el móvil de dicho crimen.

Los autores materiales de Ovando y Gil, según el actual mandatario estatal fueron Mario Flores y Javier Serrato Sixtos por instrucciones de Franco Villa para obtener pruebas Leonel Godoy torturó al comandante Rafael Ceja García quien acusó a Franco Villa de haber dado las ordenes para matar a Ovando y Gil, pero García Ceja aseguró en su momento que fue torturado por Miguel Ángel Arellano Pulido exdiputado federal por el PRD, y agentes de ese entonces en los separos de la PGR en Ciudad Juárez, Chihuahua, el 5 de octubre de 1994, con bolsas de plástico que le colocaron en la cabeza y a golpes los hicieron confesar, Ceja García fue torturado frente a su esposa que había sido secuestrada y a quien iban a violar y en presencia de Leonel Godoy Rangel, quien le advirtió que si no declaraba contra Franco Villa no lo dejarían en paz.

Toda la fabricación de pruebas y culpables de Godoy se descubrió cuando el ex comandante de la PGR, Guillermo González Calderoni dijo que la muerte de Ovando y Gil fue ejecutada por hombres que contrató él quien recibió órdenes de parte de Raúl Salinas de Gortari cuyo hermano (Carlos) era candidato a la presidencia a la República; en el atentado usó a la policía y narcotraficantes del Cártel de Golfo externando el mismo González Calderoni que Franco Villa y su gente eran inocentes; en tanto Godoy Rangel trató de exculparse, defenderse y asegura que como premio de haber cumplido su cometido de vengarse de los enemigos del PRD ha ocupado puestos de primer nivel en el gobierno del DF, como integrante cercano del equipo de Cuahutémoc Cárdenas.

Y como lo mencione al principio el documental de presunto culpable pone al descubierto lo que por muchos años lo sabíamos, la justicia no es pareja, y así amaneció el 9 de abril del 2002 el titulo del periódico de La Jornada, “LIBERAN Y REVOCAN SENTENCIA A JOSÉ FRANCO VILLA, EX PROCURADOR ESTATAL MICHOACANO”; fue liberado el ex procurador de Justicia estatal, quien recibió en 1997 una condena de 11 años de prisión por ser autor intelectual del asesinato de Gilberto Huerta Fuentes, imputando también la relación con los homicidios de los perredistas Xavier Ovando y Gil Heráldez, pero para el tercer tribunal colegiado del décimo- primer circuito, con sede en Morelia, concedió un amparo a Franco Villa, En acatamiento a ese recurso, el magistrado de la quinta sala del Supremo Tribunal de Justicia del estado, Luis Alonso Rodríguez Nieto, revocó la sentencia que se le dictó en enero de 1997 y el día 6 de abril del 2002 ordenó la liberación inmediata del ex procurador; Franco Villa recibió acto de formal prisión el 17 de agosto de 1993 por los delitos de homicidio, privación ilegal de la libertad en modalidad de secuestro, e ilícitos contra la administración de justicia y fue sentenciado a 11 años de prisión, y a 35 años por los asesinatos de Xavier Ovando y Gil Heráldez, “HAZME EL CHINGADO FAVOR…” Estos son nuestros políticos, lejos de garantizar confianza en las instituciones encargadas de procurar y administrar justicia, así como de las diferentes dependencias involucradas se ven como actos hostiles que siguen generando violaciones a derechos humanos.

F: Cambio de Michoacán; La Jornada, Que Hacer Político, y Otros

Cortesía de G.Castañeda

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
74 Comentarios en ““Quien es el presunto culpable” pasado negro de Leonel Godoy”