2011

Mamá prendele a la radio: ¡soy famoso!

La semana pasada me invitaron a un bar medio fresón del centro. En una de esas que llega al lugar un tipo que se me hizo algo conocido. ¡Claro como olvidarlo, es el chavo ese que sale en las novelas baratas del 2! Entre copa y copa pues ya estaba algo entonado y en eso que me dan ganas de ir a saludarlo. Bueno como me lo esperé, no fui muy bien aceptado entre su círculo de amigos y no sé si porque yo ya iba bien borracho o, por que el tipo resultó ser un mamón de primera y por el simple hecho de salir a veces en una novela barata ya es considerado “FAMOSO”.

Me he preguntado cientos de veces lo siguiente: ¿Qué se necesita para llegar a ser famoso? ¿Es simple casualidad, destino, suerte de principiante, o habilidad innata para hacer pendejadas y mostrarlas al público sin inhibiciones?

Y es que han pasado tantas cosas en los últimos años (o es que los medios tecnológicos han avanzado demasiado), que cualquiera puede llegar a ser famoso de la noche a la mañana. Hay desde causas tan nobles como salvar a un hombre de las vías del metro, darle de bolsazos a los ladrones de una joyería para que no escapen, hacer justicia contra el bullying como el caso de Casey, o defender las tierras como lo hizo Don Alejo, pasando por actos para fines de entretenimiento nada más como: salir de extra de telenovela, estar borracho y ser subido a YouTube, hacer “video blogs”, y finalmente hacerte famoso por cosas deplorables como: ser narco, asesinar a alguien o ser presidente de nuestro querido México.

Y entre todos estos casos de fama; no importa si dura 1 año, 1 mes, una semana , un día o 5 minutos, hay un común denominador: nadie se salva de la CRITICA.

Porque siempre habrá comentarios malos, hasta con el más mínimo detalle y cuando se termine de exprimir todo el tema en cuestión, esté dejará de ser famoso para dar lugar a otro tema más irrelevante, raro, sarcástico, polémico, estúpido o revelador. Desde que nació la curiosidad y el morbo de saber todo de los demás, se inventaron las noticias.

Aceptémoslo o no, todos queremos ser famosos, eso sí, cada quien elige como quiere ser recordado. Y tú, ¿Qué serías capaz de hacer por ser famoso?

Yo por mi parte ya puedo decir que soy famoso ¿Por qué? ¡Pues porque ya salí en esta página!

¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de Acrobat

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
195 Comentarios en “Mamá prendele a la radio: ¡soy famoso!”