2011

El ecocidio que viene

Los que han tenido la oportunidad de conocer Tabasco estarán de acuerdo en que el sobrenombre de “El Edén” no es de gratis, Tabasco posee junto con Chiapas unas de las tierras más fértiles del país pero a diferencia de Chiapas, Tabasco es completamente plano, lo cual hace mucho más fácil el aprovechamiento de los recursos del estado. El estado cuenta también con la tercera parte de toda el agua dulce del país y la región de los Pantanos de Centla es considerada la cuenca hidrológica más importante de Mesoamérica por el volumen de descarga, la extensión de sus pantanos y humedales, y la riqueza biológica de su vegetación acuática.

Pues bien, hace unos días nuestra gloriosa paraestatal Petróleos Mexicanos anunció su nuevo y flamante proyecto llamado “Levantamiento Sismológico Narváez 3D” cuyo principal objetivo es la ubicación de nuevos yacimientos petrolíferos dentro de la Reserva de la Biosfera de los Pantanos de Centla, así como lo oyen, a los amigos de Pemex se les olvida que los Pantanos de Centla fueron declarados Área Natural Protegida por el gobierno federal en el año de 1987 y decretados Reserva de la Biósfera por la UNESCO el 6 de agosto de 1992. También fueron inscritos en 1995 en la Convención Relativa a los Humedales de Importancia Internacional, conocida como (RAMSAR). Los Pantanos de Centla ocupan una extensión de 302,000 hectáreas de humedales casi vírgenes, el doble de la superficie del Distrito Federal y para la UNESCO tiene la misma importancia que el parque de Yellowstone, la selva del Darién, o la Amazonia Central. Pero no, eso no importa, lo que importa es que el petróleo ya se está acabando y hay que encontrar más a como dé lugar porque si no de que van a vivir nuestros políticos del mañana.

Las organizaciones ecologistas, investigadores y estudiantes universitarios de las áreas de ciencias biológicas del estado llevaron a cabo una reunión en días pasados con la paraestatal para conocer mas a fondo los alcances del proyecto y para recordarles a los de Pemex que hay un acuerdo que protege esta reserva natural y que hacer exploraciones allí constituiría un delito, a lo cual Pemex contesto que “namás es tantito”, que solo se van a perforar 18,928 pozos de hasta 30m de profundidad a través de los cuales piensan detonar “solamente” 95 toneladas de explosivos durante 9 meses…. HECF!

Entiendo perfectamente lo vital que es para la economía del país la localización de nuevas reservas de petróleo, de hecho la economía de Tabasco depende casi exclusivamente de la industria petrolera, pero ¿valdrá la pena pagar estos costos ambientales?, estos no son algunos árboles talados en un camellón para ampliar una avenida, ni es un estanque rellenado para construir un fraccionamiento, ni es un toro asesinado por puro entretenimiento, esto es una Reserva de la Biósfera completita con sus millones de plantas y animales en peligro de contaminación y de sufrir daños irreversibles. Según dicen la exploración ocasionará daños mínimos en el ecosistema pero dios no permita que lleguen a encontrar algún yacimiento de hidrocarburo porque ahí si valió madres toda la reserva, ya me imagino el montón de pozos en medio de los pantanos, los oleoductos, las carreteras para llegar a los pozos, los derrames, etcétera…

Desafortunadamente esto no es Pandora ni la diosa Eywa mandará a todos los animalitos del bosque a luchar en contra de los invasores. Si esto nos vale madre como siempre, al rato no serán solo los Pantanos de Centla, serán los Montes Azules, Celestún, El Vizcaíno, Los Tuxtlas o cualquier zona del país de donde se pueda obtener ganancias. El petróleo se está acabando y no hay la menor duda de que se acabara en los próximos años (algunos opinan que en los próximos 20 años) pero ¿es necesario acabar también con los demás recursos del país? ¿de verdad no hay fuentes de ingreso alternativas que sean mas sustentables? Ustedes como la ven ¿Es el petróleo tan valioso?

Enlace: http://www.tabascohoy.com/noticia.php?id_nota=209728

Cortesía de Calavera

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
169 Comentarios en “El ecocidio que viene”