2011

Típica Aduana

Buenos dias/tardes/noches, pues déjenme les cuento lo que nos paso a mi padre y a mi en la aduana.

El jueves 7 de abril mi padre y yo fuimos a McAllen a comprar dos abanicos de techo para la sala; llegamos, compramos y nos fuimos, todo rápido. Llegamos a la aduana y fue ahí donde comenzó el problema con un “oficial” por que se quería clavar los abanicos, cabe resaltar que los abanicos no los teníamos escondidos ni nada por el estilo, obviamente íbamos a pasar legalmente los dos abanicos pero aun así todo comenzó así:

persona1: uuy ¿esos son abanicos?
Mi papá: si por supuesto
persona1: no puede pasar eso, vamos a tener que confiscarlo.
mi papá: ¿y eso? Hemos pasado cosas mas caras que dos simples abanicos y jamás me han dicho nada.
persona1: si, pero ahora no.
mi papá: ok, no hay problema pero nada ocupo que me diga por que no.
persona1: ya le dije, por que no.

En esto se pone a hablar por radio y enseguida viene otra persona.

persona2: vengo por unos abanicos que me dijeron que se podían pasar
mi papá: óigame pero no estamos robándolos, obviamente pagamos por ellos y ud me dice que nada mas por que si ¿me los va a quitar?
Persona1: pues así son las cosas.
yo: ¿podemos hablar con alguien?
Persona1: no, ya les dije, es mas bajen por favor las cajas que las tenemos que confiscar.

En eso la persona 1 se voltea con la persona 2 y le dice “¿uno y uno o que?”

Mi papá: a ok, esta bien.

Abre la camioneta, baja una de las cajas y la pone delante de las llantas y prende la camioneta.

persona1: ¿que es lo que va a hacer?
Mi papá: le voy a dar los abanicos pero pues no se los voy a dar como los compre, después de que les pase por encima se los puede llevar con mucho gusto.

En eso se acerca una amable señorita y me pregunta que es lo que pasa y le dije que la persona en cuestión nos dijo que no podíamos pasar los abanicos y que solo nos dijo “que por que no podiamos”. Le explique la situación a lo que se puso a hablar con la persona unos 3 minutos y después nos dice que pagemos lo que corresponde [que fueron como 120 pesos de impuestos] y nos fuimos.

La verdad perdimos un buen rato estando lidiando con estas personas que lo único que buscaban era chingar, obviamente no hemos sido los primeros ni seremos los últimos en que este tipo de personas quieran sacar provecho para “agandallarse” las cosas de los demás, obviamente no dudo que haya personas que se dejen de estos muertos de hambre. ¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de gerardo

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
222 Comentarios en “Típica Aduana”