2011

Cuídate del narco y de tu mamá también

Pues he leído muchas opiniones respecto a que la gente ya está hasta la madre de la delincuencia, que todo mundo sale o salimos con la esperanza de regresar a casa bien y con todas las pertenencias, el clásico, “animas que no me asalten, violen, o secuestren, y la gran mayoría se lo achacamos al crimen organizado pero ¿en realidad deberíamos cuidarnos del crimen organizado? ¿En realidad nuestras acciones demuestran que no queremos más criminales conviviendo con nosotros? Yo en verdad no estoy tan convencido que así sea aquí mi explicación.

Yo viajo mucho, no porque sea riquillo, ni por gusto más bien el trabajo así lo requiere, y esto me paso en 5 diferentes países en los últimos 4 meses. Aaclaro por ahora vivo en Estados Unidos por transferencia del trabajo, pero he vivido en México por más de 32 años y al menos un mesecillo me la paso en México. Otra cosa a considerar es que soy medio descuidado o más bien olvidadizo, pendejo si así lo quieren llamar, se darán cuenta en esto que me ha pasado.

Bueno, aquí les va. Primero aquí en Estados Unidos en la escuela de mi esposa, estaba jugando con mi hija, ella me quito el anillo de matrimonio, y entre una cosa y otra termine perdiéndolo, total que eso fue un Lunes pero me di cuenta hasta el Jueves y fue entonces que fui a la escuela a preguntar si lo habían encontrado, obviamente pensando que ya había valido madres. Pero la sorpresa fue que si estaba ahí, algún estudiante lo encontró y lo regreso. ¿Esa es suerte? ¿O más bien es una manera de ser del área donde vivo?

Yo creo que lo segundo. Después viaje a las europas a una junta, para esto nos quedamos en un hotel en el aeropuerto el día que llegamos y nos quedaríamos en ese mismo hotel antes de regresar, entre todo el desmadre ahí en el hotel deje el cargador de mi celular. Yo en realidad no me di cuenta (estaba usando el cargador desde la laptop) pero al regreso lo primero que hicieron en recepción fue decirme, “la persona que se quedó el día siguiente en la habitación encontró este cargador y lo trajo a recepción, ¿es de usted?” ¿De nuevo suerte? Ojo, el cargador era universal ósea que lo puedes usar para cualquier celular en cualquier parte del mundo seguro le servía a cualquier persona con celular.

Bueno después de eso me toco viaje a Brasil y Argentina, primero en Brasil, llegue molido en calidad de bulto en el taxi, en una de esas cabeceadas, se me callo la cámara digital que traía en la mochila y se quedó en el asiento. Total llegue a la planta donde tendría que trabajar ese día y me baje dejando la cámara en el taxi, cinco minutos después el taxista regreso a entregarme la cámara!

¿La verdad es que de nuevo es suerte o así esta educada la gente? Nótese que aquí no estamos hablando de primer mundo, la gente está en una situación similar a la que estamos en México así que al menos la necesidad es igual. Ahí mismo en Brasil en un restaurante me llevan la cuenta yo la leo rápido y como llevo prisa me paro a pagar (no sé nada o bueno muy poco portugués), justo cuando me ven en la línea regresa el mesero y me dice, que la cuenta estaba mal nada grave unos 10 reales de más y la corrige, no tenía porque pero él lo decidió así, ¿es suerte? ¿O gente honrada?

Bueno de ahí de Brasil volé a Argentina, me acerco a la parte de los taxis, digo a donde voy y me cobran y me dan el ticket para el taxi, ya en el camino platicando con el taxista se da cuenta que la chava del ticket me había cobrado una zona más, esto es 40 pesos más, no porque ella quisiera sino porque yo no estaba seguro de la zona donde estaba el hotel y pues le había dicho la zona errónea, total llego al hotel, el mismo taxista ve el ticket y me dice, le cobraron de más, solo necesito hacerle un ticket provisional y probablemente le llamen para corroborar que yo le regrese los 40 pesos. ¿Me da su nombre para que lo llamen aquí al hotel? Le firme la nota y le regrese los 40 pesos aunado a la propina, total ya los había pagado, de nuevo la verdad yo ni cuenta me hubiera dado, pero el taxista hizo lo correcto de nuevo: ¿es suerte? Y mira que los argentinos andan peor que nosotros en cuestión de $$$$ eh!

Ahí en Argentina estaba en una planta similar a la que tenemos en México, entre a los baños de los trabajadores de planta y veo que sus lockers no tienen candado, para mi nada raro pero casualmente en la planta de México los trabajadores se quejan que se roban los zapatos de seguridad, y pues pidieron candados para su locker, ¿porque en Argentina no pasa?

Total que después me toco el viaje a México, el segundo día voy a un cajero en chinga loca a sacar unos pesillos y dejo la tarjeta en el mismo, me acuerdo que la señora que esta atrás esta con una niña de cinco 6 años porque le sonrío mientras el cajero automático me da mi lana, saludo a la señora, saco el dinero lo cuento de volón, y pues camino normal. Total llegando a la casa antes de bajar del carro me doy cuenta que olvide la tarjeta en el cajero, ni pedo ya pa’ que me regreso (era un centro comercial). Yo creo que la señora de atrás la encontró y la regreso o no la uso no se veía malandra, just in case vamos a checar y oh sorpresa, la cabrona saco 1000 varitos (unos 76 dólares) ¿se me acabo la suerte? ¿O así es la gente en México?

Ahí es donde yo me pregunto, ¿será tan difícil no hacer lo correcto? La verdad la señora no se veía necesitada, no se veía mala persona, iba con la niña su hija supongo, ¿porque le costó tanto trabajo no caer en la tentación? Porque aun frente a su hija decidió robar una lanita a su humilde y pendejo servidor? Créanme, no me dolió que se robara los 1000 varitos, no me sobran pero aun así lo que más me saco de onda es, ver que en mi propio país no puedo confiar en una madre de familia, de que hasta de las personas que se ven buenas tengo que cuidarme, que me tengo que cuidar no del crimen organizado sino del resto de la gente le diría a la chavita, ¿me cuido del Narco y de tu mamá también?

Total ahí estuve un par de semanas, no les miento me toco un mesero que me quiso meter unos tragos de más en la cuenta al verme medio entonado, pero yo ya con la experiencia pues le di una doble checada y me percate. Me toco un taxista que nos quiso cobrar (iba con mi jefe gringo y al escucharnos hablar Inglés creo yo se quiso manchar) el doble de lo que normalmente me cobran. Obvio llame al sitio para preguntar si estaba bien lo que me quería cobrar y corrobore que el taxista se quería manchar, a final de cuentas en la misma cantidad de tiempo en cada país me di cuenta que en México por desgracia es más probable que te quiera chingar. ¿Será que eso de que nuestra cultura de la tranza está bien arraigado? ¿Sera que de plano ya nos valió madre y ya tenemos que ser todos unos cabrones y chingarnos al que se apendeja?

Sí, me cuido de las balas del crimen organizado, pero; ¿porque ha proliferado? ¿No será porque ya todos vivimos inmersos en un mundo de chingarnos al de al lado? ¿No será que ya perdimos el Valor de la honestidad y eso está alimentando con cada vez más gente a los carteles de la droga? ¿No será que con nuestra actitud de cada día somos más los que están en contra de que las cosas se compongan en México al no solo soportar sino ser uno más de los que hacen cosas ilegales en menor o mayor escala?

Me toca regresar a México en un par de semanas, por desgracia voy con la mente bien puesta en cuidarme no de los narcos, no de la Familia o de los Zetas, voy con la mente de cuidarme que todo el que se me acerca no me quiera chingar, lo peor es que no soy el único, conmigo viajan 2 estadounidenses, ¿saben cuál fue uno de sus comentarios? Al menos vamos con un mexicano el si se las sabe de todas todas y nos va a cuidar, HECF!

La reflexión aquí es, cada vez que tu no haces lo correcto no solo te chingas a uno más, sino le hechas la mano a los ojetes que nos están echando a perder nuestro México, no puedes exigir al Chaparrito que te defienda del narco si tú mismo eres uno de los que nos tenemos que cuidar, no necesitamos tener un fusil para defendernos de la ilegalidad, el poder más fuerte esta en Nosotros, si hacemos lo correcto en todo momento se van a notar más los que no lo hagan, no seamos cómplices de estos culeros, no seamos un malandro más. Creo que es nuestra parte, de otra manera, en efecto el gobierno está peleando una guerra perdida, espero que no sea así.

Saludos y cuídense de su Mamá También.

Cortesía de Luis Leche

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
336 Comentarios en “Cuídate del narco y de tu mamá también”