2011

A la vuelta de la esquina

Hace poco tuve la oportunidad de estar en la Cámara de Diputados de mi estado y debo admitir que estaba sorprendida, la estructura está muy bien diseñada y por dentro uno se siente muy cómodo, es grande, los pisos muy bonitos, las sillas tan agradables…

En fin, ahí estuve como 2 horas y por cada espacio que recorría me sorprendía más y más, obviamente me preguntaba cuánto podrían haber gastado es una obra así, claro estaba encabronada de saber a donde chingados iba a parar mi dinero y el que todos los mexicanos pagan con sus impuestos, ya sabía que una gran parte se va para los enormes sueldos de nuestros “representantes” pero me enojó más saber que aparte del dinero que reciben, tengan la oportunidad de trabajar en estructuras de este tipo mientras hay personas que ni un vil techo tienen.

Por fin salí y regresé a mi trabajo, como estaba muy cerca me fui caminando y mientras, no dejaba de pensar en aquel edificio, llegué a la esquina y a la vuelta estaban los famosos portales, en donde mi enojo se hizo más grande y lo que ví sin duda me hizo decir HAZME EL CHINGADO FAVOR!!

A tan pocos metros de la cara y hermosa Cámara de Diputados podía ver personas, niños para ser más específica, pidiendo limosna y muriendo de hambre. En verdad fue una escena indignante sabiendo que literalmente a la vuelta de la esquina estan nuestros representantes que tanto halagan de preocuparse por el pueblo y frente a situaciones como esta no hacen nada.

Está bien que todos merezcamos un buen sueldo y cómodos lugares para trabajar, pero estas ya son groserías. Espero que los diputados y el gobierno en general abran los ojos y se den cuenta de que no vivimos en un cuento y de que México tiene problemas; problemas que sin ellos como autoridad no podemos resolver.
Yo soy de las personas que generalmente dicen “deja de criticar y empieza a dar soluciones” pero esta vez no hay más que criticar a una mala organización y a un gobierno al que si no presionamos va a hacer de los mexicanos un montón de títeres reprimidos.

Cortesía de Darzee

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
43 Comentarios en “A la vuelta de la esquina”