2011

El panal desorganizado

Imagínense que por muchos años en un lugar apartado de su ciudad ha existido un panal de abejas que siempre se ha tolerado y que no molesta en gran medida a los habitantes de la ciudad siempre y cuando estos no se entrometan con la abejas.

Por muchos años los gobernantes de esta ciudad han prometido erradicar el panal pero el problema es que a los gobernantes les encanta la miel y muy discretamente mandan a sus emisarios a recolectar un poco de miel cada mes. Como parte del juego de las apariencias los gobernantes atrapan o matan unas cuantas abejas de vez en cuando para decir que están haciendo todo lo posible por erradicar el panal.

Luego llega un gobernante de apellido Calderón que decide que es tiempo de acabar con las abejas y envía a toda la policía de la ciudad a erradicar el panal. ¿Cuál es la estrategia? Matar a todas las abejas a balazos.

Imagínense ustedes que pasaría si comienzas a disparar contra un panal de abejas, el panal se alborota, se dispersa y comienza a picar a los ciudadanos desprevenidos. Entre tanto alboroto las abejas pierden contacto con su reina, se desorganizan y algunas alguna abejas se africanizan volviéndose excesivamente violentas.

Así me imagino la guerra de Felipe Calderón contra el tráfico ilegal de drogas, lo que comenzó como una guerra contra el crimen organizado se ha convertido en una guerra contra el crimen desorganizado. Las estructuras tanto legales como delictivas son extremadamente importantes para el correcto funcionamiento de cualquier organización. La guerra contra el narcotráfico fue como acribillar un panal de abejas que funcionaba de manera estructurada y como consecuencia las abejas se dispersaron por todos lados sin que nadie las controle.

De nada sirve capturar a un puñado de abejas reina cuando las abejas obreras comienzan a meterse a los autobuses de ciudadanos que ni la deben ni la temen y nada mas porque “si” pican a más de 200 personas.

¿Qué pueden hacer los gobernantes de la ciudad ante tal situación?

1) Deja de dispararle a las abejas.
2) Protege a la población, evita que más ciudadanos sean picados por las abejas.
3) Deja que las abejas obreras encuentren a sus reinas.
4) Una vez que nuevos panales hayan sido establecidos procura que estos se mantengan distanciados uno del otro.
5) Recolecta la miel del panal como siempre lo han hecho y como siempre lo harán.
6) No vuelvas a alborotar el panal, las abejas son parte del ecosistema.

Kin 40

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
228 Comentarios en “El panal desorganizado”