2011

Letras ajenas para compartir. Diarios del Fin del mundo. Colectivo.

Que poco decoro sería que el fin del mundo me agarrará en un ataque diarreico.

Se han preguntado como será el fin del mundo, o el fin propio, uno aleja eso pensamientos enseguida, a nadie le gusta pensar que hay que morir, menos aún que el mundo se va a acabar, pero dejando ese temor racional de lado, se imaginan como sería el fin del mundo y en que situación estaríamos. Si se acaba el mundo a nadie le importa la situación, es decir ¿Quién carajo quedará para reír al contar la anécdota?

Quizá llegará el fin mientras un adolescente, que recién descubre el efecto del hervidero hormonal, espía a la vecina, esa de prodigiosas asentaderas, o tal vez mientras un desvalido pintor se pregunta porque el mundo esta tan callado, ¿y los amantes? Si el fin tiene aviso con quien se decidirá el bígamo a pasar su últimos días? Los astronautas verían el fin desde el espacio y ¿Qué harían?

Si el fin tuviera aviso ¿abrazarías al vendedor de paletas de chocolate?, ese tu eterno enemigo.

Si tuviera aviso, uno podría escoger una cómoda o cuando menos resignada posición, y no andar en una compañía de soldados viéndolos morir de a poco, ni dejaría solos a los niños, al contrario uno se quedaría con la familia, cuidando de ellos hasta el final, cuidándolos hasta del sufrimiento, ahorrarles la agonía y en una solitaria reflexión olvidarse de los dilemas de la eutanasia.

Diarios del fin del mundo, es un esfuerzo editorial colectivo, en el que, a través de veintinueve cuentos cortos, conocemos en que situación estaba cada uno de los protagonistas, cada cuento es un diario, es escritor no es sino el personaje principal, el último testigo de un mundo que se va derruyendo.

Yo en quede pensando en el poco decoro que tengo en mi quehacer diario, habrá que hacer algo para que el fin del mundo me tome en una forma gallarda aunque no halla nadie después para contarlo.

El libro lo pueden comprar aquí

El colectivo que participo en el texto, tiene treinta libros de obsequio para los primeros treinta lectores que nos platiquen como se imaginan el fin del mundo. La condición es la siguiente: respeto y seriedad. Los ganadores serán los primero treinta comentarios que en al menos cinco renglones nos platiquen como se imaginan el fin del mundo. El Chilakil se pondrá en contacto con ustedes vía correo para que le proporcionen la dirección a donde habrá de llegarles el libro. El libro les será enviado por Gustavo Caballero al domicilio que mediante correo nos indiquen. Al enviar su comentario deberán registrar un correo al que les podamos pedir la información, si el correo no esta activo este día, el libro se otorgará a otro participante. Solo serán enviados a culaquier parte de la republica o el vecino país del norte, gracias al patrocinio de Gustavo Caballero y El Chilakil, respectivamente.

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
140 Comentarios en “Letras ajenas para compartir. Diarios del Fin del mundo. Colectivo.”