2011

Oposición

Ser de la oposición no es cosa fácil. De joven solía dejar que la corriente me llevara, me imagino que es parte del valemadrismo que caracteriza a la juventud y las distracciones que causan un par de tetas en esa etapa de pubertad. Pero mientras el tiempo pasa y empezamos a involucrarnos voluntaria o involuntariamente en lo que pasa alrededor de nosotros solemos tomar ciertas posturas que nos llevan a ser parte de la afamada oposición. Y ser oposición va desde mandar a la chingada esas rolas de Timbiriche o de Bellanova hasta criticar la novela de moda por mas buena que este la protagonista. Incluso a decir que Chabelo es un pinche puto cabron culero que nos enseña a ser consumidores aprovechándose de nuestra infancia para lograr sus intereses. Odio a ese cabron.

Pero obviamente y lo malo es que al ser parte de alguna “oposición” y salirse de la corriente automáticamente te transforma en un amargado, en un rebelde o en ese guey pesimista que todo lo ve mal. No es fácil vivir así.

En el 2000 yo me deje llevar y me sume a la corriente del cambio. Esperanzado como muchos otros votamos por aquel que representaba en su momento un cambio para un mejor futuro, para un mejor país. Creo que hablo por muchos cuando escribo que Fox era el cambio añorado que por primera vez en nuestra existencia se podía dar. El cambio era posible y para los que vivieron gran parte de su vida bajo el mismo régimen político eso no era cualquier cosa, fue algo nuevo y muy chido.

En ese entonces mi novia (muy mamacita por cierto) me decía que votar por Fox seria el error mas grande que podríamos hacer. Claro, ella era Priista de sangre y corazón. Hoy se que tenia algo de razón, pero sigo pensando que el cambio se tenia que dar y que teníamos que creer que era posible. Casi 12 años después algunos de nosotros estamos igual que entonces, buscando un cambio. En 12 años las presidencias del PAN se encargaron de matar esas ilusiones que laguna vez tuvimos de un mejor México.

Hoy en día, quiero pensar que vivir dos sexenios PANistas me han hecho una persona mas sabia y no cometeré el mismo error de volver a votar por ellos como en el 2000, casi a ciegas. Pero lo cagado es que no estoy tan seguro por quien votar ahora ya que el panorama político sigue siendo el mismo y lo que decidamos probablemente seria votar por el menos peor. ¡Hazme el chingado favor!

Y volvemos al tema de ante mano. ¿Seremos oposición del viejo régimen Priista o le daremos paso a la oposición de la izquierda en las próximas elecciones presidenciales?

Según el PRI ya esta nuevecito y reformado. Según esto su candidato es la mejor opción por todo lo bueno que hizo por el Estado de México, pero que chingados estoy escribiendo, eso no importa, esta re guapote.

La izquierda nunca ha sabido lo que es el poder, siempre han estado opuesto a todo lo que es el Presidente y quizás es hora de que aprendan que significa estar del otro lado de la barda.

Muchas son las dudas a mas de un año de las elecciones presidenciales. Tendremos que ver y analizar bien que tipo oposición tenemos que elegir para cambiar el panorama político, claro, si es que ustedes como yo piensan que un cambio no nos caería nada mal. Lo que si se, es que va a faltar mas que un voto opositor para poder cambiar las cosas por que si el próximo cambio no funciona la neta como dirían en aquel conocido “sketch” “Ahora, quien podrá defendernos” .

¿No les gustó? Mándenme sus quejas picándole a esta liga.

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
260 Comentarios en “Oposición”