2011

Tu limosna será mi saldo de cada día

Saliendo de trabajar paso por la misma avenida en el centro de Monterrey y es habitual que haya personas pidiendo limosna ya hasta uno los puede identificar. No voy a mentirles ALGUNAS veces les ayudo con un par de monedas…

En mis épocas universitarias hice el Servicio Social en “Invidentes Unidos” lo que me enseñó a diferenciar entre los débiles visuales (quienes tienen alguna deficiencia en la vista) y los ciegos (quienes no tienen el sentido de la vista). También a detectar que cuando una persona trae un bastón blanco con punta roja, es un invidente y debes hacer alto total.

Bueno, para no hacerles el cuento largo y después de la clase de civismo, venía un día como cualquier otro en un cruce de avenidas y cuando voy viendo (ohh! ironías de la vida) a un par de invidentes sacando un celular y marcando por teléfono…

No, la limosna ya no se pide para comida o para vestido de cada día. Ahora la limosna se pide para ponerle saldo al celular… ¡HAZME EL CHINGADO FAVOR!

Saludos a toda la bandera nacional…

Cortesía de Mariovv

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
198 Comentarios en “Tu limosna será mi saldo de cada día”