2011

Flojito y cooperando…

Soy Tabasqueño y toda mi vida había vivido en Tabasco hasta hace 4 años que me mude al D.F. para trabajar. En los últimos 4 años Tabasco, como todo el país, ha sufrido cambios en cuanto a delincuencia, seguridad y estilos de vida.

Recuerdo muchas cosas que han cambiado, después de las inundaciones de 2007, Tabasco no es el mismo pues, como seguramente habrán leído, gran parte del dinero destinado a la reconstrucción fue robado, repartido o desparecido. A mi estado le ha costado muchísimo levantarse de ello: las calles en Villahermosa están descuidadas, la obra pública es casi nula, la seguridad ha disminuido considerablemente, negocios han cerrado ya sea por poca actividad comercial o inseguridad. Han habido secuestros, levantones, asesinatos, balaceras, etc, etc.

Y es precisamente de algo que me sucedió a mi y mi familia, relacionado con la situación actual de Tabasco. Hace aproximadamente un mes (en Abril de 2011), renuncié al trabajo que tenía en el D.F. porque me ofrecieron trabajo en Monterrey, entonces me tomé poco más de una semana de vacaciones en Villahermosa antes de cambiarme a mi nuevo trabajo.

Un martes por la noche salí con unos amigos a cenar y tomar unas cervezas. Regresé a mi casa a eso de la 1 am, metí la camioneta y al momento de cerrar el portón de la reja, 4 muertos de hambre entraron a mi casa. 2 de ellos encapuchados y con pistola, los otros 2 sin capucha y con machetes.

Yo tardé en reaccionar 2 segundos antes de darme cuenta de que ya había valido madres. Me tiraron al suelo del garage y me preguntaron que si cuántos estábamos en la casa. En el suelo, por mi cabeza pasaron, en pocos segundos, muchas cosas: Recordé a un conocido que acaban de liberar hacía pocos días y que fue secuestrado en diciembre de 2010, recordé al hermano de un amigo que mataron por oponer resistencia a un asalto…Mis papás estaban durmiendo y mi hermano sabía que estaba en su cuarto. Lo mejor fue calmarme y cooperar.

Estos muertos de hambre subieron, despertaron a mis papas a punta de pistola y, junto con mi hermano, nos metieron al cuarto de mis papas mientras saqueaban todo: pantallas, laptops, juegos de video, relojes, carteras, identificaciones, tarjetas, celulares, ropa, tennis (que se pusieron ahí mismo) y dinero. Todo lo subieron a la camioneta de mi papá y se fueron en aproximadamente 30 minutos.

Para qué les cuento los nervios de mis padres. Fueron los 30 minutos más largos de mi vida. Claro, antes de irse nos amenazaron diciendo que son Z, que “ya le avisaron al general que todo salió bien”, que “van a dejar a un halcón vigilando la casa por si llamamos a la policía”, etc. Yo por dentro sólo me reía, pobres pendejos, si esos cabrones o algún otro se enteran de que usas su nombre, te destazan vivo.

Para ser sincero, yo era el más tranquilo de los cuatro miembros de mi familia, sabía que solo querían cosas materiales. Les aconsejo a todos ustedes que en esas situaciones, conserven la calma y la transmitan tanto a su familia como a las personas que roban. No les hagan sentir a estas lacras que ustedes pueden poner en peligro la vida de ellos y la de su familia. Que pueden defenderse, llamar a la policía o actuar. Eso es lo que los pone nerviosos y es cuando puede existir una agresión o se les puede ir una bala. Valoren su vida, total las cosas materiales valen madre, esas se descomponen al cabo de unos años, sin embargo, una pierna, un brazo, una vida, jamás se recupera.

Ustedes trabajan, tienen una educación y, con mayor o menor esfuerzo, se pueden comprar algo igual o mejor a lo que se robaron. No como estos muertos de hambre que las venden barato nada más para conseguir drogas o cuando menos comer. Esos weyes ahí se mueren después drogados, de hambre, o los terminan matando, como lo que son: lacras.

Estando en Monterrey me enteré que así han habido varios asaltos en Villahermosa. La semana pasada, mataron a un reconocido neurocirujano en su casa, que al igual que la mía, fue asaltada por cuatro cabrones para saquearla: http://www.tabascohoy.com.mx/noticia.php?id_nota=212132

¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de Choco

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
176 Comentarios en “Flojito y cooperando…”