2011

Fraude a cuentahabientes Bancomer

Hola a todos, aquí quiero exponerles un nuevo tipo de fraude a cuentahabientes Bancomer, yo mismo he sido víctima reiteradamente, y ante todo, me sorprende la pasividad de la institución financiera, para tomar cartas en el asunto y evitar que se siga presentado este tipo de ilícitos.

El día 16 de Abril, al hacer uso de un cajero automático Bancomer, noté que en mi cuenta de nómina había un faltante de 2,500 pesos, al imprimir una lista de los últimos movimientos, supe que se habían realizado cinco cargos fraudulentos por concepto de ‘Recarga Telefon’ por 500 pesos cada uno. Tras retirar todo el efectivo que pude en el cajero, procedí a reportar la situación a Línea Bancomer, donde cancelaron mi tarjeta y me dijeron que los cargos se habían hecho a través de Bancomer en Línea (más tarde averigüé que no era así). Por ser fin de semana me pidieron que llamara el lunes nuevamente para iniciar el proceso de aclaración y “posible” restitución del monto robado.

Al presentarme a sucursal bancaria para que me repusieran el plástico, la empleada de Bancomer que me atendió procedió a interrogarme y regañarme por “no usar correctamente los cajeros automáticos Bancomer” aun cuando le dije que los únicos cajeros que yo uso están dentro de sucursales bancarias me dijo “es que ustedes no tiene cuidado, deberían fijarse que no haya dispositivos ajenos al cajero, porque así les roban su información”. Yo creo que en todo caso es primeramente responsabilidad del banco verificar que los cajeros automáticos al interior de sus bancos no sean alterados.
Esa tarde, con la nueva tarjeta de débito en la mano llamé nuevamente a línea Bancomer para iniciar el proceso de aclaración. Después de casi una hora al teléfono me dieron los números de folio de las transacciones fraudulentas y me pidieron que enviara una carta solicitando la aclaración vía fax a un número 01800. El asesor de Línea Bancomer me dijo que no se tenía que hacer nada más, que con cancelar el plástico bastaba y que me aseguraba que no se repetiría la situación. El tiempo estimado de espera para recibir respuesta fue de un mes.

El domingo 12 de mayo al presentarme nuevamente a un cajero Bancomer, noté que desde el 4 de mayo el banco me había restituido el dinero de las transacciones fraudulentas: en mi detalle de movimientos aparecía la leyenda “Corrección Tran” con un abono de 2,500 pesos. Sin embargo, más abajo se leían cinco cargos más por concepto de “Recarga Telefon” de 500 pesos cada uno. Una vez más se trataba de cargos fraudulentos.

Nuevamente reporté la situación en el área de aclaraciones de Línea Bancomer, y se inició un nuevo proceso de investigación. Mi tarjeta fue cancelada y tuve que presentarme a sucursal bancaria por una reposición. Esta vez tras preguntar a varios asesores en el área de aclaraciones me dijeron que no estaban seguros de cómo se habían efectuado las transacciones, pero que tenía que ser a través de Bancomer Móvil o Bancomer en Línea y me pidieron que si quería saber con certeza debía llamar a estas áreas y pedir información, porque ellos no podían hacer más por mi.

Tras llamar a la extensión de Bancomer en Línea (servicios de Internet) me corroboraron que mi cuenta no tenía ningún servicio en este sistema. Fue en las extensiones de Bancomer Móvil donde me dijeron que mi cuenta tenía dado de alta el servicio y se comprobó que fue a través de este servicio que se hicieron las operaciones fraudulentas. Hasta este momento la atención del asesor de Línea Bancomer era buena, incluso me aclaró que el estafador estaba usando un número telefónico diferente al mío (aunque no me quiso proporcionar el número), me dijo también que el servicio se había dado de alta usando mi número de cuenta y no el de tarjeta, por lo que no importaba cuantas tarjetas cancelara, siempre el estafador podría activar el servicio nuevamente con mi número de cuenta.

El problema empezó cuando le pedí que cancelara el servicio puesto que yo no lo había solicitado, y a través de este se estaba cometiendo fraude en mi contra y contra el banco. En este punto, el asesor me sugirió que yo mismo lo diera de baja, “ingresando a la extensión de Bancomer Móvil, digite su número telefónico y la contraseña que creó cuando dio de alta el servicio”. Por más que le explique que yo no di de alta el servicio y por lo tanto no contaba con ninguna contraseña, el asesor insistió en que tenía que ser así y que él no me podía ayudar.

Finalmente en el área de aclaraciones, un asesor solicitó la ayuda de su supervisor y me aseguraron que el servicio había sido dado de baja en ese momento. Que no me preocupara, que por ese medio ya no me podrían estafar.

Nuevamente tuve que mandar la solicitud de aclaración vía fax y me dijeron que para el 9 de junio tendría una respuesta sobre la investigación de mi caso.

En este punto decidí hablar con mi empleador y solicitar que no me depositaran mi salario a la cuenta de nómina, que me pagaran con cheque para evitar que me siguieran robando. También decidí revisar el saldo de mi cuenta todos los días para dar un menor margen de tiempo a quien está usando mi cuenta de manera fraudulenta.

El día 6 de junio, poco después del medio día revise mi estado de cuenta y ninguna transacción había sido efectuada, pero al revisar mi cuenta el 7 de junio noté que Bancomer me regresó los fondos más tarde el día anterior pero que nuevamente habían sido sustraídos esta vez “sólo” fueron cuatro transacciones de 500 pesos cada una por concepto de “Recarga Telefon”.

Y el martirio continúa pues nuevamente tengo que iniciar todo el proceso, cancelar la tarjeta, solicitar la renovación, llamar a Línea Bancomer, solicitar los números de folio de las transacciones fraudulentas, pedir que den de baja el servicio de Bancomer Móvil, mandar la carta vía fax solicitando la investigación, revisar mi estado de cuenta todos los días y rezar para que esta vez el ladrón no active nuevamente el servicio de Bancomer Móvil, y si lo intenta que Bancomer lo detecte, y si no lo detectan que el banco me avise antes de hacer el depósito, y que si no me avisan, que yo tenga la suerte de notar el depósito y retirar el dinero antes de que el estafador los vuelva a usar. ¡¡Hazme El Chingado Favor!!

Pero la historia no acaba ahí, el sábado 11 de junio me di cuenta de que el mismo esquema de robo se estaba efectuando, ahora en la cuenta de mi tarjeta de crédito Bancomer.

Al reportar la situación al banco me dijeron una vez más que la mejor solución es cerrar mis cuentas y abrir otras nuevas. Incluso el asesor que me atendió me dijo que posiblemente se tratara de una fuga de información, pero que “no hay mucho que se pueda hacer al respecto.

Aquí debo señalar que la cuenta de nomina no la puedo cancelar por haber una investigación pendiente, y además, es a esta cuenta donde el banco repondría los cargos apócrifos y al cerrarla tendría que renunciar al reembolso de mi dinero.

Y así, veo como el dinero que con tanto trabajo he ganado se esfuma, que el banco que debería cuidar mis intereses no lo hace y, tal parece, facilita mi información a terceros para que hagan mal uso de ella.

¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de Cuentahabiente defraudado

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
225 Comentarios en “Fraude a cuentahabientes Bancomer”