2011

Los Intelectualoides

Escribo esta entrada no para responder al video de El Chicharito firmando un autógrafo a una aficionada, sino para responder a los comentarios.

Apenas surgió la entrada y ya comenzaron las típicas mentadas de madre hacia el fútbol.

Yo no soy muy aficionado al fútbol . Únicamente lo sigo cuando mis amigos me invitan a un bar a ver un partido, y nada más. Aunque creo que el fútbol está (ENORMEMENTE) sobrevalorado en México (Nuestro presidente asiste personalmente al 1er partido de la selección del mundial, mientras que científicos y artistas mexicanos reciben solamente una palmadita en la espalda), y las artes y ciencias no tienen el respeto que merecen, yo jamás he podido entender ese odio que sienten los intelectualoides respecto al fútbol.

¿Intelectualoides? ¿Ya saben de que tipo de gente me refiero, verdad? Esos güeyes que se creen superiores a la “clase jodida” simplemente porque “leen libros” y “odian la televisión”, pero a la hora de actuar y hacer un cambio no mueven ni un dedo (de hecho, solo los mueven para teclear “México está jodido” y “al pueblo pan y circo”; son sus frases preferidas)

A pesar de que la farándula y los espectáculos hacen ver al fútbol como un circo con payasos al nivel de Jersey Shore, ¿No se han puesto a pensar que el fútbol no es del todo malo?¿Qué pasaría si todo México practicara (OJO: no es lo mismo practicar a ser aficionado) fútbol? Dejaríamos de ser 1er lugar en obesidad, habría una mejor calidad de salud, las familias tendrían un pasatiempo en grupo, los jóvenes tendrían algo que hacer en lugar de delinquir, y demás.

Usualmente tratamos a los jugadores de fútbol como el estorbo de la nación. Como unos cabrones que “nada” hicieron y ya están en la cima del mundo (simón, como si entrenar a diario, mantener un régimen alimenticio y aprender técnicas y tácticas de juego no fueran “nada”¬¬). Pero he notado un pequeño patrón: todo esto pasa con cada persona que llega a ser exitoso en México. Sea famoso o no, la neta no entiendo esa mentalidad del mexicano de que “Persona que llega alto, persona que queremos ver caer”. El Chicharito alcanzó la fama y fortuna gracias a su propio esfuerzo, le firma un autógrafo a una fan (cuando sabemos que hay jugadores que se vuelven demasiado creídos gracias a los medios) y ya decimos que es todo un mamón al que lo quieren “canonizar”. Pero, ¡Hey! Todos sabemos que en México no hace falta ser rico y famoso para que te odien; simplemente con tener un poquito más de éxito que tus vecinos basta para que le digan al ejército que eres un secuestrador. [http://hazmeelchingadofavor.com/2011/05/18/la-cultura-de-la-denuncia-y-de-chingar-al-projimo/]

Pero no solamente bajamos a esa gente rica y famosa que “no hace nada por la nación”, NO SEÑOR. También le tiramos mierda a los que Sí quieren cambiar la sociedad. Miren a Marisela Escobedo; organiza un movimiento activista para que se haga justicia, la asesinan FRENTE al palacio de Gobierno, y ya dicen que “era una vieja que dejo que su hija de 14 años anduviera de cola suelta con un malandrito en Juárez” y que “era una señora que solo buscaba el beneficio propio ( $$$ ) que el de la justicia”.

Esta mujer tenía algo que ninguno de nosotros tenía: huevos. La matan por ejercer su derecho a expresarse y ya andan con que “fue su culpa”. [http://hazmeelchingadofavor.com/2011/01/07/no-mas-veladoras/]

Javier Sicilia, otro ejemplo. A mí me hubiera encantado formar parte de la Marcha Nacional, pero mis compromisos en el estudio no me dejan. Sin embargo, sigo comentarios y noticias sobre el asunto mediante Twitter y créanme que no todos son para apoyar este movimiento. Hay muchos listillos que se creen mucho por creer que la marcha no sirve para nada, porque esperan una “solución mágica”; es decir, se burlan de aquellos que participan porque la marcha ya lleva un tiempo y no ha bajado la violencia ni los muertos (por favor, creer que la marcha acabará con la violencia es como creer que hacer una torta de pierna sólo consiste en matar a la vaca; la marcha es sólo un comienzo).

Y por supuesto que se burlan de Javier Sicilia debido a que, según, está usando a su hijo muerto y a la gente de la marcha para “hacerse campaña” (¿Campaña de qué?¿Y la prueba, apá?) o porque la gente lo toma como un “redentor”. No se ustedes, pero yo prefiero a un “Redentor” que sabe lo que hace, a que un valemadrista me diga que no haga nada, ¿a poco no?

Regresando al tema del “pan y circo”, ¿deberíamos eliminar todo ese entretenimiento basura? (Porque vaya que sí es basura). Fíjense que no serviría de nada. Ese entretenimiento basura son como las drogas: no importa que las prohíbas, la gente se va a querer drogar, y si las eliminas por completo, la gente inventará nuevas formas para drogarse. El problema con este entretenimiento basura es la mentalidad de “darle con todo” del mexicano. ¿Cómo es eso? Verán; Puedes ir a una fiesta donde haya alcohol, pero eso no quiere decir que te tengas que empedar a huevo. Igual pasa con la televisión: Televisa y TvAzteca pasan taranovelas prácticamente toda la tarde y parte de la noche, espectáculos a diario, al igual que Fútbol todos los fines de semana y todas las noches; ¡pero eso NO significa que tengas que quedarte frente a la caja idiota 5 horas diarias!

Para concluir, si eres un apasionado por las ciencias y las artes que son tan poco apreciadas en México, muy bien por tí, pero no tienes por qué sentirte “superior” a otros que no lo hacen.
Si te gusta el fútbol, las novelas o todo ese “circo”, no hay problema en distraerse un rato; pero recuerda: NO ES LO MISMO distraerse un rato que Evadir el problema por completo, que es lo que hacen muchos (y es lo que el gobierno quiere).

¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de Julio_Wrathchild

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
251 Comentarios en “Los Intelectualoides”