2011

Contra el racismo en México

El primer Hazme el chingado favor viene por el hecho de que nadie públicó anteriormente algo relacionado con la muerte del nigeriano Isaac Chinedu Nwachukwu, creo que a todo mundo le valió madre la historia de hechos racistas que marcaron la vida de este hombre en México.

Isaac murió el 11 de mayo (algunas notas periodísticas indican que fue el 12) después de haber sido agredido por policías capitalinos, según testigos, sin otro motivo que el de su color de piel. Al recobrarse del desmayo ocasionado por los golpes tuvo un ataque de euforía que lo llevó a intentar perseguir a sus agresores corriendo y por esto fue atropellado sobre Tlalpan. Este hombre tuvo la desventura de venir a dar a un país donde la época de la Colonia dejó una gran tradición de racismo. Además, México es un país influenciado por la historia de racismo de nuestros vecinos del norte, el cual es punto importante del capitalismo de EE.UU.

Hay muchas cosas que se pueden decir sobre el tema, las cuales podrían dar material para muchas más entradas. Por ahora les dejo esta breve nota (cuenten cuantos HECF les saca).

Cuando el caso de Isaac se hizo de conocimiento público salieron a la luz muchas atrocidades racistas en su contra, me pregunto cuantas más se cometen día a día en contra de nuestros hermanos negros y de las que no nos enteramos en los medios. Si Isaac no hubiese muerto nadie conocería su historia.

El nigeriano Isaac Chinedu Nwachukwu vivió entre la tragedia y los abusos. En su infancia fue raptado y vendido como esclavo en la República de Sierra Leona; en México fue detenido durante un operativo en Tepito y acusado de ser narco; dos años después fue absuelto de los cargos.

El pasado 11 de mayo, Chinedu caminaba por la calle Fernando de Alva Ixtlixóchitl cuando fue agredido por elementos de la policía auxiliar, después de la golpiza murió atropellado sobre calzada de Tlalpan.

Infancia bajo la esclavitud

A la edad de seis años, contó su viuda Liduvina Castillo, Isaac fue secuestrado por la guerilla en Nigeria y vendido como esclavo en Sierra Leona, “donde lo pusieron a trabajar como ‘niño chango’; niños que los suben a los árboles para vigilar a los enemigos de la guerrilla”, narró.

Tras cuatro años de estar esclavizado, Chinedu fue libre, una organización no gubernamental internacional lo rescató de aquel centro.

A los 17 años, Chinedu huyó de su país tras la guerra civil que se desató; su barco zarpó de Sierra Leona hacia el puerto de Veracruz; en el trayecto aprendió varios idiomas.

Ya establecido en México, se trasladó al Distrito Federal en donde conoció a su esposa Liduvina Castillo; Isaac se dedicó a vender productos de bisutería en los tianguis.

Acusado de narcotráficante

El 12 de abril de 2007 Isaac fue a Tepito a liquidar una deuda con su proveedor en el Barrio Bravo. “Estuvo en el día, hora y lugar menos indicado”, narró su esposa Liduvina.

En la calle Tenochtitlán, en el número 25, Chinedu fue detenido junto con otros 23 hombres en una redada que implementó la policía capitalina en Tepito, fue presentado a los medios de comunicación y recluido en el Reclusorio Sur.

En una nota publicada por EL UNIVERSAL del viernes 13 de abril de ese año, se consignó en la nota que durante la presentación a la prensa los detenidos comenzaron a gritar que eran inocentes de los cargos que las autoridades policiacas los acusaba.

Articulo Completo: http://www.eluniversal.com.mx/ciudad/106425.html

¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de Alce Chévere

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
130 Comentarios en “Contra el racismo en México”