2011

Un paro al perito

El pasado fin de semana mi suegra y mi cuñada iban manejando tranquilamente cuando tuvieron que detenerse en un semáforo que estaba en rojo, en el lugar donde se detuvieron se encontraba una base de camiones y notaron la presencia de una persona lavando los camiones. El tipo que lavaba los camiones se atravesó en medio de la calle y no dejaba a mi suegra pasar cuando el semáforo cambio a luz verde. Todos los carros que estaban en el semáforo se habían ido y mi suegra no podía moverse porque el tipo seguía atravesado en el carril justo enfrente del carro de ellas.

Así que le empezaron a pitar para que se moviera y el tipo muy molesto se movió pero cuando ellas por fin pasaron el tipo le dio una patada al carro y les aventó algo que no supieron que era pero sonó en el cristal de atrás muy fuerte por lo que se detuvieron espantadas. Mi suegra que era la que manejaba se bajo primero y el tipo empezó a gritarle madres e insultarla diciéndole que lo había golpeado cuando paso con el carro y varios de los chóferes que estaban cerca se aproximaron para amenazarla.

Mi cuñada se bajo cuando vio a varios tipos rodeado a mi suegra y empezó a gritarles diciéndoles que ellas no habia tocado al lava carros que habia sido el quien habia pateado el carro. Como estaban asustadas ya que eran varios hombres en especial uno de camisa amarilla (importante) que era el que mas gritaba y sintieron que las iban a golpear (bola de cobardes) ellas decidieron llamar a la policía.

Casi de inmediato llego un perito, el cual llego saludando a la bola de choferes que estaban allí, hasta eso que se porto muy bien, reviso al tipo y le dijo: “prácticamente no tienes nada deja de hacerte buey”. Pero le dijo a mi suegra y a mi cuñada que se tenia que llevar al chofer para levantar el acta correspondiente, así que se fueron a la delegación para ver a un juez. Tengo que destacar que solo mi suegra fue llevada ya que el supuesto “arrollado” ni siquiera se presento. Cuando llegamos esperamos la decisión del juez y este le dijo que fuera a buscar al tipo “arrollado” para lo llevara al doctor y que le recetaran cualquier cosa (si es que no tenia nada) o en su caso si no quería recibir atención medica que lo llevaran para que declarase que la ayuda se le dio pero no la quiso recibir.

Entonces fueron por el “arrollado” y lo llevaron al doctor pero estando allí el tipo dijo que ya no quería nada que iba y declaraba a la delegación que no tenia nada, se lo llevaron a la delegación, como era de esperarse llego rengueando de una pierna. Entro a la delegación y salio, bueno salieron los dos el y mi suegra, como? Simple, resulto que el sujeto de camisa amarilla era “un perito” que estaba de descanso y le llamo al juez para decirle que le hiciera el paro de retener a mi suegra para que le diera dinero al tipo “arrollado”. Así que o le dábamos el dinero o mi suegra pasaba las 48 horas encerrada, obvio le dimos el dinero y no por querer contribuir a esta clase de abusos sino por que mi suegra tiene alrededor de 50 años padece del corazón y créanme estaba bastante asustada.

Y todo para que. Ellos sabían quien era el tipo “arrollado” un vicioso que cuando pasamos de nuevo por ese semáforo en menos de media hora ya su pierna se había recuperado como por obra de magia no rengueaba y andaba baile y baile por que ya tenia dinero para sus globitos.

Por si fuera poco la recomendación de “el perito” nos dio por “buena onda” es que cuando atropellen a alguna persona no importa lo que pase, no se paren, por que es mejor declarar que no se dieron cuenta a que lo hicieron o en su caso pueden alegar que no son culpables.

Como ven los abusos del día a día y pensar que son ellos quienes deben protegernos de los delincuentes.

¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de Alma

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
164 Comentarios en “Un paro al perito”