2011

Hablando subjetivamente…

Kata Valast nos envía esta colaboración…

19 de Junio de 2011. Son las 7:00am, salgo lánguidamente de mi casa a una jornada normal de trabajo; dispuesto a enfrentarme a la batalla diaria. Todo mi cuerpo y mente se encuentran preparados a recibir los bombardeos de los combatientes. Yo sólo soy un civil más, recibiendo plácidamente aquello que en un mes, decidirá mi futuro.

Caminando por las calles, juego a ver quién es mi mejor postor. Aquel blanquiazul me promete mejor educación para mis hijos (¿Mis hijos?); el partido tricolor tiene un apuesto candidato, y “ME QUIERE”­. Esta es la batalla. Una guerra política que bombardea mi ser.

Casi nunca voto, de todos modos nunca gana el que quiero, o no cumple el que elegí; siempre es lo mismo. Aun así, recibo en cada esquina todas esas pancartitas, folletitos, recetarios y hasta pulseritas de colores bonitos; y pongo cara de “Ah! Si, el mejor Candidato”, puede ser que me reconozcan en un mitin y me regalen una despensita. Al fin y al cabo, EL VOTO ES LIBRE.

Hoy en el trabajo, todos hablan del tema, son soldados perfectamente reclutados, incluso, algunos traen sus playeras y gorras. Nos invitan a participar. La artillería se encuentra en cada uno de los militantes democráticos, aquellos que promueven el voto y buscan el cambio. Creo que sólo lo hacen por interés propio.

De regreso. A la vuelta de mi colonia, hay una escandalera tremenda. Me acerco un poco para curiosear, “Oh!, el candidato naranja. Y está regalando sombreros”, me acerco para pedir el mío. Que fuerte esta la guerra.

Mi vecina se acerca para anotarme en una lista que me compromete a votar, porque todos tenemos que poner de nuestra parte. Claro que si, pasando el 3 de Julio, todos tendremos que limpiar nuestro postes, barrer nuestras calles, despintar la barda que tiene el nombre del candidato perdedor, y por supuesto, guardar en el closet la playera verde ecologista o usarla de pijama.

Son cerca de las 9:00pm, camino solitariamente a mi casa. Prendo mis audífonos para olvidar un poco esa cancioncita que dice “SI, SI, SI, VOTA PRI”, que pegajosa es. Mi calle esta obscura; es porque la administración pasada no tuvo presupuesto para el alumbrado público. Esperemos que el gobierno entrante lo arregle.

-¡Oigo unos pasos apresurados!, -¡siento un calor invasor! -¡No se que mas pasó!

20 de Junio de 20011, 9:00am en punto. Alguien dice que desperté. Hay algarabía. Horas después me entero que fui víctima de la delincuencia armada. Pero que gracias al Candidato del partido joven, no paso a mayores.

Ahora lo sé. Este 3 de Julio votaré. Porque fui saldo de la guerra política. Porque soy ciudadano, y puedo elegir libremente a mi gobernante; siempre y cuando, todo sea beneficio para mí, aunque sea por cinco segundos.

Enlace: http://kata-valast.blogspot.com/

Cortesía de Kata Valast

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
120 Comentarios en “Hablando subjetivamente…”