2011

Cayman – Despertemos

Sin perder mucho tiempo empezamos con nuestro siguiente colaborador invitado en esta mini-serie de 5 entradas. Con gusto le doy la bienvenida a un viejo conocido de este blog, Cayman. – El Chilakil

He visto pasar los años -y no son muchos- y con ello he visto la perdida de nuestra capacidad de asombro, la perdida de el respeto por las personas, y hasta la capacidad de decir Hazme El Chingado Favor, ya muy poco nos sorprende e indigna, estamos dejando atrás esos sentimientos que nos distinguían de los animales salvajes, estamos callando esa voz dentro de nuestra conciencia que nos decía que algo está mal, estamos cada vez más cerca de ser autómatas.

Unos robots del sistema sin sentimientos, que reaccionamos al dolor solo cuando toca en nuestra persona, antes si sabias que mataban a alguien te indignaba y lo repudiabas, ahora es lo mas natura saber que mataron a decenas en un día de las formas más horrendas, o que encuentran fosas clandestinas con más de 200 cuerpos y no nos duele, ni indigna, ahora ya pasan a ser solo un punto porcentual mas en una bitácora de guerra.

Nos estamos acostumbrando a lidiar con la muerte, esa muerte que no es natural ni accidental, esa muerte que se arrebata, la muerte dada de las formas más humillantes.

Lo más sorprendente de todo, es que todo esto ha pasado muy rápido, viene como bola de nieve bajando de una montaña y nos absorbe y nos mete en su frenético rodar que cada vez aumenta su velocidad ¿a dónde vamos ir a parar?

Todos pedimos un cambio, pero estamos esperando que el cambio venga de quienes nos gobiernan, y la verdad eso es una fantasía, ya que todas las cúpulas de poder están podridas, pónganle el color que le pongan, los que están o aspiran a el poder ya tienen compromisos adquiridos con particulares y gobernaran según los intereses de su amo, que deberíamos ser nosotros, pero en la realidad no es así.

El cambio se debe dar primero en nosotros, ocupamos una revolución de pensamiento y actitud hacia los demás, dejar atrás la soberbia de “yo todo lo merezco” sin dar nada a cambio, ocupamos una actitud de servicio, ayuda e interés por los demás, en verdad, no perdemos nada y tenemos mucho que ganar.

Tenemos que tener en cuenta que en nuestros hijos y sobrinos están los ciudadanos que tomaran las riendas del país en 30 años, ¿qué tipo de ciudadanos estamos creando?, ¿qué es lo que están aprendiendo de nosotros? Si somos una sociedad que va en decadencia.

¡¡Señores despertemos!! Recuperemos nuestra capacidad de asombro, sensibilicémonos al dolor ajeno, no nos pudramos junto con el sistema, en nosotros esta seguir pudriéndonos o levantarnos


Liga Directa: youtube.com

Siguiente Entrada
»
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
»
Entrada Anterior
120 Comentarios en “Cayman – Despertemos”